Isabel
Me encanta buscar en la vida símiles matemáticos, quizá porque creo que todos seguimos las mismas reglas físicas, las mismas normas numéricas.

Muchos acontecimientos siguen una clara distribución binomial: al principio todo es poco a poco, en el intermedio la intensidad crece hasta un máximo que siempre nos parece que se va a mantener indefinidamente, hasta que acaba cayendo y, a veces, muriendo tan poco a poco como empezó.

Otros parecen funciones exponenciales: suben y suben interminablemente, mucho más deprisa de como da la impresión que deben ir... el problema es que a veces encuentran asíntotas horizontales (como muros infranqueables) y se detienen en una monotonía que nadie sabe cuánto puede durar.

En estos momentos para mí no hay máximos ni mínimos... hay un bello punto de inflexión. Llegamos a él cuando hay un cambio en la tendencia, cuando hay un momento en el que lo que estaba sintiéndose de una manera cambia a otra. El camino se desvía hacia otro instante de tu historia.

No se puede permanecer en una continuidad perpetua. Siempre hay acontecimientos que, para bien o para mal, nos obligan a optar por otra vía, marcando esa inflexión. A veces son puntos de dolor, otros puntos de felicidad. Una ruptura, un matrimonio, la llegada de un hijo, la pérdida de un amigo... un fracaso, una victoria. Todo eso puede suponer muchas cosas, pero lo favorable sería que propiciasen un cambio suficientemente bueno como para poder seguir remontando hasta el infinito.

Hasta aquí tuve mi bajada... a partir de aquí, inflexiono hacia no sé dónde, pero sí hacia un lugar donde me encuentre conmigo misma, donde quizá quien tenga que compartir conmigo lo haga, porque sabe dónde va a encontrarme. Mi tendencia es clara... sigo mi propio camino a la espera de encontrar quizá su camino paralelo. Y si no, no pierdo de vista el propio.

Hacia un infinito positivo, como esas funciones que me gustan... y cuando encuentre obstáculos, ya volveré a marcar otro punto de inflexión. Ahora sé cómo se hace.



39 Responses
  1. Guitarrero Says:

    Me parece una etapa fantástica, y una actitud fantástica. No quiero perderme este momento.

    En mates siempre fui horrible, pero me gustaba aquello de "x tiende al infinito". ¿Nos pedimos ser X?


  2. Lyra Says:

    Yo también veo nuestra evolución en la vida como algo parecido sólo que me parece que viéndolo con lógica y racionalidad ni siquiera hace falta crear una ecuación: se ve el proceso en limpio. O al menos eso me pasa a mí... Buena actitud respecto a los cambios, y ánimo con la subida.


  3. Ana Says:

    Oye! A mí que no me gustan las matemáticas y que me ha encantado la entrada :D!

    Mi intensidad siempre en alza, pero igual que sube baja. Cada vez de forma más ondulante y con menos picos, cada vez en tramos menos altos, cada vez con mayor tendencia al equilibrio.

    Me encantan los cambios para bien (ya vengan de puntos dolorosos o no).

    Me gusta tu actitud, mucho, tu tendencia.
    Suerte en el camino niña!

    Besos


  4. Neli Says:

    Geniales son tus puntos de inflexión.
    Los describes muy bien.
    Me encuentro en uno de ellos, lo difícil es seguir el camimo después.
    Un beso.


  5. RAÚL Says:

    lo importante es tener caminos para elegir, así puedes evitar que te caiga toda la inflexión encima.


  6. Ana Says:

    Elegimos cada día nuestro camino en función de las circunstancias. Te conoces lo suficiente para saber que puedes conseguir todo lo que te propongas, te sobra ilusión y fuerza. Animo luchadora, tú decides. Cuenta con esta ilusa en recuperación.


  7. buaaaah, odio las matematicas! y por lo tanto hay palabras q no entendi jajaja (q burra por dios) lo bueno es q me gusto el final y lo positiva q podes ser porque sabes como ;)
    Y yo q me reeee alegro guapa!!!!
    Mil besos linda!


  8. ISOBEL Says:

    me estaba acordando de una amiga, que dice que dejo de estudiar matemáticas cuando escucho eso de un limite que tiende al infinito, era una incongruencia, el infinito no puede tener límites.
    Bueno yo siempre digo que lo mejor es tocar fondo, que así se puede tomar impulso, que cuando estas mucho tiempo estancado en un sitio, necesitas algo solido para salir. besitos


  9. Fermina Daza Says:

    Los sentimientos explicados matemáticamente, o las matemáticas explicadas con mucho sentimiento. Isabel, tus reflexiones, además de maravillosamente escritas, son siempre inteligentes. Es un placer leerte, nunca salgo de tu blog de vacío, siempre me llevo algo bonito entre las manos.

    Un beso enorme

    Irene


  10. Creo que el concepto matematico que más se aproxima a la realidad humana es el del límite: ese punto al que pretendemos llegar y aunque estamos cada vez más cerca de conseguirlo, nunca alcanzamos del todo. La felicidad, es un límite. El amor...bueno, el amor para mí, también es un límite. Lo importante es sopesar si los límites hay que perseguirlos, si nos basta con saber que están ahí y no tenemos que dejarnos la piel tras ellos, si la futilidad de la vida está en correr tras de cosas que nunca alcanzas o si precisamente el aliciente de la vida está en esos límites que vemos siempre ante nuestros ojos, a un centímetro, a un milímetro de nuestros dedos, y nunca rozamos.
    ...llegué "de rebote" y me enrollé demasiado, lo siento.
    Un saludo afectuoso, me encantó lo que leí hasta ahora.


  11. erik Says:

    uhhhh!

    Subir, subir...


    a lo peor hasta podria ser peligroso y si no fijate si lo elevamos al cuadrado.


    Es broma...

    Ja


    Es mejor siempre que los valores de
    x e y sean siempre positivos.

    Al menos en mi trabajo, jajajaja


    Beso grande


  12. Tawaki Says:

    Espero que este punto de inflexión te catapulte hacia momentos aún mejores.

    Un beso.


  13. PeJoHerGon Says:

    Hola, Isabel. Tienes toda la razón. Qué sorpresas descubrir que a veces estamos rodeados de "linealidad", de constantes, de pendientes calculables, y de pronto, hay aspectos de la vida que tienen un "giro", un punto de inflección, que cambia las perspectivas, lo cóncavo de hace convexo y viceversa, lo que parecía morir cobra vida, en fin. Si hay algo que me apsiona, es relacionar las matemáticas con la vida.


  14. isuntza Says:

    He sido siempre una mezcla extraña de ciencias y letras Estudiante de las primeras pero apasionado de las segundas En su día me costó lo mio y más decidirme y lo hice exclusivamente pensando que las ciencias tienen mayor posibilidad para llenarme el estómago de aquí a que pueda dejar de trabajar Sé que no es la mejor postura, que es mala idea pero ya he conseguido superarlo Y es que somos todo superación y tu tb lo sabes bien

    Me decías en la respuesta a mi post de tu entrada anterior que hacen falta profes jaja Yo no valgo, ya te dije, mi carácter me lo impide Y mi paciencia tb, aunque tenga que reconocer que es mayor de lo que yo pensaba (nunca terminamos de conocernos del todo) Las máquinas no protestan y no tienen humor Para bien y para mal Aunque no pueda compararse la satisfacción de poder con ellas con la que da ver cómo alguien aprende, se supera y se convierte en persona

    Los puntos de inflexión son algo que todos tenemos que descubrir, intentar entender y aprender a asimilar. Sólo así crecen las gráficas. No todos son iguales, ni sus causas, ni sus soluciones y aprender a entenderlos ayuda a que la gráfica que dibujamos en nuestra vida, la función que estamos viviendo tome la forma que nosotros queramos que tenga Por lo menos, que no sea por intentarlo

    Perdona por la parrafada, pero las matemáticas, como tantas otras cosas, son pasiones que compartimos Me gustaría compartir contigo también un café, un buen paisaje y poco de humo La conversación sería de las que no se olvidan

    Muxux wapisima & Rekuerdos desde el Norte!!


  15. @Patrulich Says:

    Me has deslumbrado, Isabel!
    Excelente comparación nos has ofrecido, tan bien expresada que la puedo calificar de intachable.

    Te dejo un beso y un gracias grandote!


  16. Isabel Says:

    Guitarrero, nos lo pedimos. Una de infinito para dos... bueno, para más de dos, porque creo que el resto también va a querer.

    Lyra, es que a mí me encanta hacer ecuaciones de todo... me dicen que soy demasiado científica... pues viva la ciencia!!!. De todos modos, lo cierto es que la buena actitud es un mundo.

    Anita, yo te enseño mates y verás cómo cambias de parecer ;) Lo tuyo es una función trigonométrica pura, altos y bajos siempre entre 1 y -1... son cosas mías...

    Neli, seguirlo es actitud. Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, creyendo en tí misma. Y hacia arriba.

    Raúl, no sé cómo sería que se te cayese una inflexión, pero dicho así sé que no me gustaría. A optar se ha dicho.

    Ana, tú lo dices... en recuperación, cada día mejor, cada día con más fuerza. Tú también en alza, después de tu propia inflexión.

    March, eso es porque no te las enseñaron bien... no es más que un juego, comparable con la vida.

    Isobel, el que una función tienda a infinito no es una incongruencia... es justamente que no tiene límite más que ese mismo infinito. A veces las matemáticas son tan filosóficas que cuestan de comprender... mejor ver la gráfica y deducir ;)

    Irene, a mí me pasa lo mismo en tu casa. Hay una hermosa corriente de ida y vuelta que es nuestra ganancia. Y que siga.

    Hombre virtuoso, me encantó tu visita y tu reflexión. No te has enrrollado, has aportado mucho al texto y te lo agradezco. Si lo deseas puede seguir haciéndolo, siempre serás bienvenido.

    Tony, tú y las matemáticas, jeje... pues no veo por qué no lo íbamos a poder elevar al cuadrado, y a ver qué pasa.

    Tawaki, no se sabe más allá qué hay, no se conocen los momentos por venir, pero ahí los enfrentamos como buenamente podamos.

    Pedro, me alegra ver que entiendes bien sobre matemáticas, es un buen modo de comprenderme mejor. Me agradó mucho tu comentario.

    Isuntza, a veces pienso que debería publicar entradas con tus comentarios, tan preciosos y llenos de reflexión como son. Lo del café, el paisaje y la conversación serían ya el colmo de la ganancia personal, te lo aseguro. Queda pendiente.

    Patrulich, guapa, me sonrojas... gracias por tus palabras y por el gusto que encontraste en mis letras.
    Para todos, muchos besos.


  17. isuntza Says:

    Puedes hacer con mis comentarios lo que quieras, wapa En el mismo instante en que mis dedos terminan de escribirlos en este cuadradillo, dejan de ser míos para ser tuyos Sólo tuyos Ojalá se cumpla eso que nos queda pendiente, yo tb pienso que sería el colmo de la ganancia personal; un rato para ganarle tiempo al tiempo Dicen que se me da bien robar sonrisas Cuidate mucho y hasta pronto (no hacía falta ni que lo escribiera)


  18. Persio Says:

    ¡Qué genial punto de vista!

    Y luego están las derivadas:cómo estamos de pendiente en cada punto. Si animados: nos erguimos con firmeza; si decaídos: miramos al suelo buscando una solución.


  19. Ojo de fuego Says:

    Pues me parece muy bien que tomes esa decisión. Y que conste que es difícil, pero con esfuerzo todo se lo logra en la vida. Arriesgándose se puede llegar a las nubes y es fantástico... Genial.
    Un abrazo


  20. Pakous Says:

    Enhorabuena , Isabel, por haber encontrado ese punto de inflexión que te permite optar por ¿"evolucionar"?...
    Algo que aprendí eones atrás es que todo orden tiende al caos y viceversa. Todo es tener paciencia.
    Un beso.


  21. Jorge Says:

    “Una monotonía que nadie sabe cuanto puede durar”
    “Un bello punto de inflexión”
    “No se puede permanecer en una continuidad perpetua”
    “Ahora se como se hace”

    Esto es genial, esto es definitivo.

    Me encanta encontrarme con tu inflexión hacia ti misma.

    Estas consiguiendo que veamos las matemáticas de otra manera.
    Porque tus escritos nos gustaban desde el momento mismo que entramos en tu casa.
    Fascinante entrada Isabel.
    Beso al cuadrado


  22. Amanecer Says:

    Me encanta aprender de tì, ahora aprenderè a inflexionar, sencilla y clara tu manera de escribir y cuanta enseñanza tiene. ! Gracias !

    Besos y muchos màs.


  23. celtaj Says:

    Vaya Isabel... se me viene a la cabeza la imagen de un reloj de arena... tú me entiendes.
    Tu optimismo y esa claridad de ideas sienta como un empujón en el cogote.
    Está claro que ya te has "arremangado".

    Un abrazo.


  24. muxica Says:

    Que complicado es todo. Algunas veces ni elegir se puede. No queda otra que seguir en líneas paralelas, sin puntos en común.
    Mil abrazos amiga.


  25. Isabel Says:

    Isuntza, pues bienvenidas sean siempre las sonrisas, incluso robadas. Pero no te preocupes, las puedo regalar.

    Persio, veo que te gustan las matemáticas... elegiste bien la interpretación de la pendiente. El alza o a la baja... estaremos todos derivados ;)

    Ojo de fuego, mi segundo nombre es riesgo. Llevo arriesgando hasta la camisa años, y aún no aprendo a retirarme a tiempo... será porque la vida no tiene el mismo sabor si no.

    Evolucionar, Paco, esa es la tendencia. Es la traducción del infinito... hacia lo más que se pueda, lo mejor que se pueda.

    Jorge, no creo que sea definitivo, las funciones giran y giran, quizá en algún lugar haya otro punto de inflexión.

    Amanecer, eres un cielo. Mucho debo aprender yo de ti. Para eso estamos aquí.

    Celta, sí, da esa idea del reloj de arena... arremangada no sé si estoy, pero tomando carrerilla lo intento.

    Muxica, a veces parecen paralelas, pero basta que un sólo punto se desvíe para llegar a la convergencia, aunque sea lejos, muy lejos.
    Abrazos para todos.


  26. Me he propuesto encontrarle algun pero a algo tan bien contado. Como matematicucho que soy, hay algo que no pillo. Dices "En estos momentos para mí no hay máximos ni mínimos... hay un bello punto de inflexión..." es una contradicion porqueun punto de inflexion siempre o es un maximo o es un minimo, en el mejor de los casos...solo relativo. pero mira, es miercoles, me estaba aburriendo en mi trabajo, te estaba leyendo y sinceramente me estaba encantando. Asi que muchas graciiiiiias!


  27. Oshidori Says:

    Matemáticas y filosofía caminan estrechamente unidas. Y me viene a las mientes la idea del eterno retorno, una idea recurrente a lo largo de la historia del pensamiento humano. Nietzsche enlaza la idea del eterno retorno con lo que él llamaba pensamiento abismal y preconiza al hombre libre, desligado de ataduras de la supuesta realidad suprasensible y que -además- no es concebida como un camino hacia la nada. El instante eterno. La trascendencia estará aquí mismo y la llevaremos con nosotros y para siempre.
    Saludos


  28. IRIS Says:

    Que este punto de inflexión, te lleve a una felicidad que te acompañe siempre en el largo y duro camino de la vida!!
    Un abrazo muy grande linda!


  29. NOCTURNA Says:

    Isabel:

    Con tu dicha, mis alegrías son mayores!
    ¡Que ese punto de inflexión te remonte hasta el infinito!

    ¡Bien por eeeeeeso!

    :)


  30. A.Tapadinhas Says:

    Todas as pessoas que conseguem ou mesmo as que têm a intenção de humanizar a matemática, têm o meu mais incondicional apoio: detestei a matemática quando era criança (já fui criança?!) e agora sei que se tivesse os professores certos seria a paixão da minha vida. Comecei tarde: ela é uma amante muito exigente...
    Beijo.
    António


  31. Sibyla Says:

    La vida, como bien dices no es estática, bajadas y subidas, cambiando sorpresivamente...
    El secreto de adaptación, con ese deseo de ir remontando hacia el infinito, eso nos salva... y lo mejor de todo es que hayas descubierto cómo se hace!
    Felicidades y suerte!

    Besos guapa:)


  32. Un Ogrobueno Says:

    Mi querida Isabel, creo que lo peor de todo es que no hay demasiada ciencia exacta en la vida, no tenemos manera de saber la combinacion perfecta de amor , comprension, respeto para que todo salga bien y aunque tengamos una aproximada cualquier cosa cambia todo y no tenemos ni idea de como quedaran las cosas.
    Personalmente la unica ley que se asemeja a mi pasado, presente y espero que no futuro es la de Murphy, joder lo que sabia el tipo este sobre mi vida.

    besos


  33. Isabel Says:

    Common people, si te fijas en la misma definición matemática de punto de inflexión, así como en el modo en que se calcula (y mirando la gráfica también se ve), una inflexión no es un punto máximo ni mínimo de una función, ni absoluto ni relativo. Es un cambio de curvatura. Gracias de todos modos por tus palabras y por haberme concedido parte de tu tiempo.

    Oshidori, como muchos decimos, las matemáticas son la filosofía de las ciencias. Me nombras a Nietzche, al que tengo en un especial lugar entre mis lecturas, todo y que su filosofía no acabe de agradarme. Puede que las inflexiones sean instantes eternos, como sea, es bueno que existan y que nos ayuden a crecer. Gracias por la visita.

    Iris, la felicidad está hecha de puntos en un instante, o de tendencias. Me conformo con encontrarla de camino a no sé dónde, encontrarla en muchas partes, en muchos puntos.

    Nocturna, las gráficas de la vida tienen muchas sorpresas... vayamos descubriendo qué nos deparan.

    Antonio, sigue habiendo un niño dentro de ti... el curioso, el artista, el que siente que quizá debió de haber investigado más sobre los números. Siempre hay tiempo, y si no, viviendo es como aprendes.

    Sibyla, está bien saber cómo para la próxima vez que la vida se nos gire... para adelantar y revolverse más deprisa.

    Fran, no sólo es una ciencia exacta la que rige nuestras vidas... la matemática es arte, es plasticidad, se deja llevar a partir de unas reglas. Luego, es pura creatividad. Y fíjate bien que no es Murphy ;)
    Besos a todos.


  34. Fran Says:

    Desde luego, que dejo de ser Murphy el dia que aparecistes.


  35. RIP Says:

    Isabel

    ¡Me encantó tu post! Soy nuevo en esto de los Blogs. Me quedé pensando en los puntos de inflexión y se me vienen a la mente muchas ideas.

    ¿Te has puesto a pensar en tus límites? Todos tenemos variables internas, todos tenemos constantes. De nuestras variables, hay que conocer cuáles son las que crecen (o decrecen) exponencialmente, por ejemplo, el enojo, la furia, la risa contagiosa. Con esas variables hay que tener cuidado y ver que nuestra estructura (una función del tiempo) tenga límite finito (o mejor aún, que se acerque asintóticamente a cero) cuando cualquiera de estas variables tiende a infinito.

    Y bueno, la variable menos predecible, pa pasión humana. Hay quienes tienen una pasión constante. Se las "derivas" un poco e inmediatamente se hacen cero.

    Hay quienes tienen pasiones muy lineales. Si crece el estímulo, crecerán proporcionalmente. Si el estímulo se detiene, ellos también. Terminan derivándose en constantes.

    hay quienes tienen pasiones trigonométricas, te cambian el paisaje, Los que son senos se vuelven cosenos, Los tangentes se hacen indescifrables, en fin.

    Y hay quienes tienen pasiones exponenciales. Tal vez, esos son los más interesantes de todos. Trata de derivarlos y terminan complicándose. Búscales el punto de inflexión y verás no sólo uno, sino varios. Te responderán que tienen un punto de inflexión diferente para cada intervalo de su vida.

    Y al final, quedamos todos englobados en el misterio más antiguo: sumemos el los cuadrados de nuestros catetos, obtendremos el cuadrado de nuestra hipotenusa.

    Un saludo afectuoso


  36. Aires Says:

    Interesante post, espero que tras esa inflexión te dirijas hacia esa asíntota esperanzada, tal vez no lo logres enseguida, pero seguro que lo consigues antes de llegar al infinito. Un besote.


  37. Tanhäuser Says:

    Ojalá me hubiesen explicado las Matemáticas así. Seguro que ahora sabría algo de ellas.
    Bien por los ceros de la segunda derivada.
    Besos


  38. Anónimo Says:

    Puntos de inflexión ...

    http://nisu.blogia.com/


  39. nisu Says:

    Hola.
    Ahora que tengo más tiempo te comento un poco:

    Llegué a tu blog, desde un blog, que me llevo a otro blog... me imagino que ya sabes como es esto...

    La cuestión es que me llamó la atención ver un artículo sobre "puntos de inflexión"... que partiendo desde el término matemático llegase a hablar de lo que supone los cambios personales.

    Lo digo porque como ya verás "mi blog" se llama así... y yo diría que por la misma conclusión a la que llegas en tu post.

    He explicado muchas veces porque le llamo así al blog... pero hay un post (algo extenso y con largos comentarios) en que en sus comentarios explico un poco lo que son los "puntos de inflexión"...
    es este:

    http://nisu.blogia.com/2008/012301--strong-font-size-4-nuevo-...-strong-font-.php

    Da ahí viene que te dejase la referencia de tu página, más que nada por lo curioso que te resultaría encontrar ese título...

    Si te diré que he leido tu blog... y aunque no participo muchos con comentarios... si soy parte activa leyéndolo.
    La verdad es que leo blogs y no dejo comentarios, pero también presupongo que todo el que escribe un blog sabe-sospecha-teme que es leido por gente que no deja comentarios... pero que pasa por su página... y tal vez eso es lo que hace "interesante" las páginas de este tipo... que sabes que hay personas que te leen sin que tu lo sepas.
    Que sabes que hay gente al otro lado del reflejo de la pantalla del ordenador.

    Un saludo.
    Espero tus visitas... y si se da el caso... tus comentarios.

    Un placer estar aqui.

    nisu.-