Isabel
Aún estoy ociosa. Mis vacaciones cortas, pero extraordinariamente calmadas, me permiten tener tiempo para esas pequeñas cosas en que habitualmente ni pienso. Como el cajón de mi mesita de noche.

Últimamente me daba cuenta de que costaba cerrar cuando sacaba algo, y hoy me decidí a ver qué era todo aquello que ocupaba un espacio tan aparentemente pequeño.

Ha sido un viaje en el tiempo. Abrir y vaciar el cajón ha supuesto destapar aires de nostalgia, de pasados felices, menos felices, momentos de amor, de vida. Ha sido una hora de rememorar, de leer cartas antiguas, ver fotos que ya no recordaba, volver a vivir a pequeña escala instantes deliciosos.

Tiempo de derramar alguna lágrima al ver el rostro de mi hijo mayor, entonces recién nacido, en aquella fotografía... qué enfadado estaba entonces, con lo alegre y bueno que es hoy, quince años más tarde.

Mi primer viaje a Madrid, con mi entonces esposo, tan jóvenes ambos, sin saber todo lo que nos iba a pasar después. Tuvimos momentos felices que ya se fueron, no puedo mirarle sin pensar que queda el cariño de fondo, pese a los días pésimos. No hay rencores, no hay dolor, ya no.

Cartas de amigos, de alumnos, pequeños regalos con dedicatoria, aquellos pendientes que pensé que había perdido. Cosas de Túnez, la libreta de Marruecos, mi libreta de apuntes... la libreta extranjera que un día llegó dentro de una maleta procedente del otro lado del mar.

Sus cartas, su letra, sus palabras de amor... sus fotografías, con el cabello corto aún. Ha cambiado en este tiempo. Fecha de 2005, ya hace tres años de aquello. No puedo evitar mirarle con el mismo sentimiento, no puedo apartar mis ojos de los suyos, impresos en el papel.

Remover en mi cajón ha sido hacerlo en mi interior. Hoy hay mucha vida en él, la que he creado, disfrutado, abrazado, recordado. Por cierto... al final no he tirado nada.
44 Responses
  1. Te creo Isabel que no hayas sido capaz de tirar nada, todas esas pequeñas cosas que relatas ¡¡se meten tan dentro!!
    Me ha encantado leerte.
    Un beso


  2. Ana Says:

    Ya solo poner en orden niña ... es ordenar emociones.
    No sé si hace falta tirar algo para librarte de alguna emoción desechable ... en cualquier caso si no lo has hecho es que no hacía falta o simplemente, no tocaba.

    Besos de vuelta!


  3. RAÚL Says:

    está claro... necesitas cajones más grandes!! :)


  4. Fermina Daza Says:

    Es una sensación agridulce esa de arreglar cajones. Nunca sabe uno lo que puede encontrar perdido en alguno de sus rincones, o entre las hojas del cuaderno ahí guardado, o en la cajita que lleva allí tanto tiempo que se ha hecho invisible.

    Te haré una confidencia, en casa hay un cajón que no me atrevo a abrir.

    Besos

    Irene


  5. Easy Virtue Says:

    Son cajones de Pandora, por lo general, aunque lo que derraman no son males; sencillamente, sentimientos llenos de polvo. A algunos se lo quitas, a otros, no. En todo caso, no se puede renunciar a ellos. Por eso no has tirado nada.
    Un beso.


  6. Es bueno ordenarse, es bueno encontrar y recordar aquellos momentos bellos y los no tan bellos pues precisamente ellos son los que nos han ayudado a sacar fuerzas y llegar a ser lo que ahora somos..
    Mujeres espectaculares!!


  7. Amanecer Says:

    A veces no es necesario tirar nada de ese cajòn, porque cada una de las cosas que estan dentro de el, tienen un sentimiento especial.

    Besos y muchos màs.


  8. Neli Says:

    ¿Por qué será que al final nunca tiramos nada?
    Hay mucha vida en algunos cajones. Recuerdos, vivencias, siempre nos quedamos con lo bueno y nos da pereza deshacernos de ellos.
    Me ha encantado este viaje en el tiempo, en un pasado que aún late en tu presente.
    Es bueno amar de esa manera, amiga. Cada cosa tiene su lugar.
    Besos.


  9. Tanhäuser Says:

    Acuérdate de dejar sitio para todo lo bueno que está por venir y que te provocará esa nostalgia tan tierna en el futuro.
    Besos dulces


  10. Mariaisabel Says:

    Sabes, te entiendo perfectamente. Cuantas veces arreglo cajones y encuentro cosas que no recordaba que tenía. Cosas que me dejan triste, cosas que fueron bonitas y ya no existen. Precisamente las fotos de mis hijos de pequeños, algún dibujito de ellos...todo eso me entra una nostalgia de miedo y como soy de lágrima fácil, ya me ves llorando como una boba.
    A veces pienso: Soy tonta??? Por qué miro todo ésto.
    Y no te cuento de la música, ahí va lo peor, pues la música trae tantos recuerdos.
    Pero bueno, vivamos el presente y disfrutémolo todo lo que podamos.
    Un beso, con cariño


  11. MARISA Says:

    isabel, reconozco que a mí me da un poco de miedo revolver en los cajones..me da nostalgia y puede ser que encuentr algo que me remueva por dentro...dejemos estar los cajones de momento


  12. Isabel Says:

    Cálida brisa, se meten tan dentro que son tú, parte de tu alma misma. Por eso son imposibles de abandonar.

    Ana, lo de ordenar las emociones en "cajones" ya lo he probado varias veces, y funciona. Y no, no tocaba hoy.

    Raúl, mi pragmático favorito... tienes toda la razón, si sigo así de nostálgica necesitaré més espacio.

    Irene, tarde o temprano todos se abren, para comprobar que lo que está dentro o se sigue guardando o se tira. Cuestión de espacio... en el cajón y en el corazón.

    Easy Virtue... que me conoces como si te hubiera parido (o casi). Sabes que es así, no hacen falta más palabras.

    Auténtica, me encanta volver a verte por aquí, con tus sabias palabras que siempre tienen tanto que enseñar. Espectaculares, sí, a eso aspiramos.

    Amanecer, bien lo sabes tú también lo que son los sentimientos que se guardan para siempre. Y que se queden, que son los que nos hacen estar más cerca de la bondad.

    Neli, no sé si es bueno amar así o no, pero no sé otro modo, ni siento diferente, así que es como se va a quedar, eso sí, ordenadito.

    Tanhäuser, ya intento dejar ese hueco, aún espero muchas cosas. Aunque no mire mucho hacia el futuro, quizá tenga grandes planes para mí...

    No eres tonta, Maria Isabel, eres sensible y tienes grandes dosis de ternura. Eso te convierte en la mujer especial que eres, aún sin vaciar cajones.

    Marisa, te comprendo. He estado mucho tiempo sin tocar ese cajón, sabía de mucho de lo que había dentro. Me alegra haber podido reencontrarme con ello con la sonrisa en los labios.
    Besos a todos.


  13. Un abrazo de felicitación pascual.


  14. muxica Says:

    Podría decirte tantas cosas que me has hecho pensar al leerte, pero, son tan intimas…
    Yo soy de tirar y olvidar. Limpio cajones y rápido dejo lugar a otras “cosas”
    incluso en los afectos, cuando hacen daño los borro para siempre.
    Como siempre fui feliz al leerte.
    Un biquiño.


  15. Fran Says:

    Evocar el tiempo pasado y poner orden en ese pasado para aforntar mas libres el futuro. Convertimos en totem sagrado hasta la nimiedad mas absoluta, por un esto , por un aquello y mas que nada porque un dia nos dieron algo y en los tiempos que corren no estamos para tirar lo que nos hizo felices.
    Eso si, lo malo, fuera inmediatamente.


  16. Tony Says:

    Ahora estoy seguro.

    Nunca se deben tirar ciertas cosas, como fotos, por ejemplo, yo lo hice una vez y me arrepentire siempre, bueno luego encontre un viejo negativoen blancoy negro que es lo unico casi que me queda de una vida que duro siete años.

    Porque es verdad que pasa el tiempo y al final solo se recuerdan las cosas buenas, aunque al principio no sea asi sino mas bien al contrario. pero lo que importa es que cuando pasa el tiempo tan solo queda lo agradable. Al menos en mi caso.

    Segun te iba leyendo era como cuando leia a E.A.Poe, y es que ese, si era un maestro en el arte de hacerte ver las imagenes mientras lo leias. He vistos como le dabas la vuelta al cajon. Es que no hace mucho que hice lo mismo, pero el mio, ya esta nuevamente sin poder cerrarse...


  17. ISOBEL Says:

    uf cuando te leía en lo primero que pensé fue en el anuncio de ikea ...para que los trastos se conviertan en recuerdos... o en vivencias a las que uno ahora consigue enfrentarse.
    Besitos y gracias por la luz


  18. Isabel Says:

    Tchi, otro abrazo para ti, y me alegró mucho verte de vuelta, aunque sea momentánea. Te esperamos pronto.

    Muxica, una de las cosas más importantes para mí es que los demás se sientan felices a mi alrededor. Si lo conseguí contigo, comparto la felicidad.

    Fran, eso lo llevo muy dentro, lo de no desperdiciar ni una gota de lo que me ha hecho feliz. Que luego vienen épocas de sequía y de algún modo hay que sobrevivir.

    Tony, gracias mil por compararme, aunque sea de lejos, con mi admirado Poe. Tú si que necesitas cajones más grandes, tanto de bueno que acumulas, y merecidamente.

    Isa, la luz la llevas en la sonrisa, niña. Recuerdos, vivencias, sensibilidad siempre a flor de piel.
    Besos a todos.


  19. Pedro Jorge Says:

    No me guardes en tu cajón de los recuerdos.


  20. Ana ilusa Says:

    Un viaje en el tiempo con aires de nostalgia. Todo vale en el cajón de los recuerdos.

    Besos con todo mi cariño.


  21. martona Says:

    Isabel
    Sabes, nunca habia entrado en tu casa, pero valio la pena, me quedo con casi todo..
    Me gusta tu perfil:que sabes hacer dos cosas, enseñar y aprender.Yo solo puedo aprender de todos vosotros, gracias.
    mils de petonicos.


  22. fernando Says:

    Una bonita experiencia que te ha recordado bellos momentos del pasado. Al final, es difícil tirar algo, sobre todo, si hay espacio de sobra.

    besos.


  23. Fortimbras Says:

    Yo tengo cajones en mi despacho, pero lleno de cosas que uso cotidianamente.
    Pero eso no quiere decir que me falte el "bail de los recuerdos". Es un segundo trastero que compré solo para ello. En seis metros por tres está lo que yo llamo el bibliotrastero porque fundamentalmente lo ocupan bibliotecas, pero en algunas hay cajas y dentro de ellas, desde postales marroquies de los años 40 (la primera vez que vi una foto de una mujer con los senos al descubierto) hasta cosas que voy comprando por los rastros de todo el mundo y que luego no sirven más que para amontonar. Sudamerica, la India, Turquia, toda Europa. Incluso medallas militares adquiridas en el Sablon de Bruselas que una vez que tuve que ir de testigo de boda con chaqué, tuve la osadía de ponermelas. Reconozco que soy comprador compulsivo de libros y de antiguedades.
    Abrir esas cajas son siempre un grato momento.PPor eso te comprendo
    Un beso


  24. Sibyla Says:

    "Como un ladrón, te acechan detrás de la puerta...son esas pequeñas cosas, que nos dejó un mundo de rosas,... en un cajón, en un papel... o en u rincón."
    J.M.Serrat

    Isabel te dejo un fuerte abrazo!)


  25. gorrión Says:

    ...mi querida muy querida amiga Isabel, qué bueno leer tus palabras y saber que somos muchos los que constatamos que existe esa relación entre los cajones y armarios de nuestras habitaciones , con los que existen en nuestros corazones.
    Como te dije ayer...qué felicidad cada vez que lleho hasta aquí para recordar las cosas que son realmente importantes.
    Graciasgraciasgracias...
    besosbesosbesos desde el bosque del árbol que habla!


  26. Isabel Says:

    Pedro Jorge, no te guardo, no. Te leo.

    Sí, Ana, todo vale... la nostalgia, el recuerdo, el cariño, todo.

    Martona, que me ha encantado tu casa. Nos visitamos mutuamente, vale? Aprendemos y enseñamos.

    Fernando, has dado en el clavo... hay espacio de sobra, por eso mejor dejar todo aquello que puede ser fuente de felicidad y esperar a que el resto se llene con lo mismo.

    Fortimbras, tú solito eres ya un cajón lleno de sorpresas imposibles de tirar... todas tus vivencias que compartes con nosotros, tan hermosas... ni se te ocurra desprenderte de nada.

    Sibyla, es que esa canción me trae tantas evocaciones... yo creo que es todo un símbolo para mí.

    Javier, qué gusto tan enorme verte de vuelta. Y tener el placer de leer tus palabras, tan acertadas, tan preciosas.
    Besos para todos.


  27. Frabisa Says:

    Ordenar algún tipo de cajones exige una preparación mental especial. Los que hemos vivido, hemos ido acumulando recuerdos y por tanto, algunos son buenos y otros ... bastante menos. Remover siempre es una sacudida, escoger el día para hacerlo ha de ser un acierto. Cuando me separé, pasé unos años sin poder ver los álbumes fotográfico s.
    Me alegra leer que no has tirado nada, cuando asumimos nuestra historia, disfrutamos de un presente mejor.

    Un besito


  28. jorge Says:

    Saber guardar es una virtud.
    Recordar el pasado, con fotos, canciones,escritos, dibujos u olores es parte de nuestro patrimonio cultural.
    Puede aparecer alguna lagrima, pero seguro que se presentan un monton de sonrisas.
    Los cajones importantes solemos llevarlos en el corazon, y se abren por su cuenta. Casi siempre sin avisar.
    ¡Que entrada tan lograda!


  29. @Patrulich Says:

    Tirar algo de aquello atesorado durante tanto tiempo sería como arrancar una parte de nosotros mismos... así lo sientes tú, así lo siento yo cada vez que pienso en "ordenar".
    En esos casos, como a ti, me gana la nostalgia, me gana el poder de lo vivido.
    Un abrazo, hermosa mujer de hermosas palabras!


  30. Me encanta revolver cajones, ordenarlos y descubrir recuerdos.

    Bss.

    Nos vmeos.


  31. mixtu Says:

    recuerdos...
    de lo interior de nosotros
    fotos...
    no as retirado nada...
    bueno... hay que mirar adelante...

    abrazos serranos desde o Mali


  32. Miguelo Says:

    pues ya había cosas en ese cajón. yo cuando hago limpieza no me tiembla la mano al tirar cosas.


  33. thot Says:

    Nos imaginamos que nos desprendemos de los recuerdos si tiramos las cosas que nos los evocan. Da miedo perderlos y dar ese paso.

    Besos


  34. Ojo de fuego Says:

    Yo también tengo cosas que no tiro... Pienso que por algo están ahí, no sé, es como tener un recuerdo. Se guardan cosas de viajes, figuritas, chorraditas, y como no se van a guardar recuerdos de buenos momentos. ¿Por qúé no?
    Muchos besos


  35. AnyGlo Says:

    Me recordaste esta frase:

    "Soñar con tus recuerdos, es lo mismo que buscar en lo más profundo de tu alma y de tu corazón" (Anónimo)

    Y nunca podrás tirar nada porque cada uno forma parte de de tu "historia".

    Un abrazo!!!


  36. Isabel Says:

    Frabisa, tienes mucha razón al decir que asumir la historia es vivir un presente mejor. Por eso se puede sonreir ante cualquier recuerdo.

    Gracias, Jorge, por tus palabras. Del cajón del corazón es mejor no tirar nada... por algo están las cosas ahí.

    Patricia, es parte de nuestra sensibilidad, no podemos hacer otra cosa que dejar que nos inunde tanto la nostalgia como la alegría.

    Gracias por la visita, Mónica, y sí, es fantástico subirse a una de esas máquinas del tiempo llamadas cajones o armarios.

    Siempre adelante, Mixtu, sin perder lo de bueno que se ha aprendido atrás.

    Miguelo, que me da que eres un manirroto ;)

    Thot, no es sólo miedo a perderlos... es miedo a que un día no los recordemos.

    Ojo de fuego, hay chorradas que tienen tanto significado para nosotras que los demás no lo creerían. Y ahí siguen.

    Anyglo, soñar con recuerdos o con evocaciones de lo que podría ser es lo que invita a vivir de otra manera.
    Besos a todos.


  37. A mí tampoco me gusta tirar nada. Al fin y al cabo, todos esos objetos, imágenes, palabras, han entrado a formar parte de nuestra vida, con todo lo bueno y lo malo, pero ya son nuestras. Me atrevo a decir que has aprovechado bien el tiempo estas vacaciones. Besitos.


  38. Pakous Says:

    Menudo viajecito interior te has pegado, y al final no has tirado nada... Posiblemente aún no sea el momento ... Posiblemente nunca lo sea. A todos nos gusta un poco cargar de "nostalgias" el equipaje.
    Besitos


  39. Abejitas Says:

    Cierto, arreglar por fuera, para que nuestra cabeza también lo haga por dentro.

    Aleteos!


  40. Suele suceder... tratar de arreglar cosas es casi siempre reordenarlas y no tirar nada ;)
    Un beso muy grande guapa... cada dia mas bonito lo q escribes.


  41. Isabel Says:

    Isabel, se ha intentado sacarle el máximo provecho a las vacaciones, sí, y eso ha sido una parte agradable.

    Paco, una de las cosas que me gustan es viajar... hacia fuera, pero también hacia dentro.

    Abejitas, gracias por la visita y las palabras. Vuelve cuando quieras.

    March, reordenar tiene su gracia... te ayuda en momentos complicados a ver las cosas más sencillas de lo que son.
    Besos.


  42. RIPP Says:

    En ese cajón, debe haber algo que te sorprenda aún...


  43. Espectadora Says:

    En todos los cajones guardamos algo que form� parte de nuestras vidas. Yo, cuando me pongo a ordenarlos, soy incapaz de tirar nada, pues en cada cosa que encuentro hay recuerdos inolvidables que tienen que seguir ah�.
    Te encontr� por Isobel y me alegro por ello.
    Besos


  44. Maximus Says:

    Qué bonito, Isabel. El desorden tiene estas ventajas... Mira que es difícil tirar nada.