Isabel

Estoy cansada. No ha terminado el año y ya me siento como si hubiese pasado media vida sin pararme ni un segundo. Tengo el cansancio agarrado a los huesos, es la vitalidad disminuída al límite. Y cuando llegan momentos así, en que las noches se me hacen eternas y me inundo de nada, es cuando necesito irme.

La oportunidad se presentó en forma de un viaje a Turquía, otro de esos lugares que tenía pendientes en mi lista de sueños por cumplir; y no me lo he pensado dos veces. He contado con el apoyo de mis compañeros y jefes, todo hay que decirlo. Sin ellos no podría haber tomado una semana en medio del curso para mi curación personal, que a nadie le interesa si somos ortodoxos en cuanto al trabajo. Pero sé que no rindo bien estando a medio gas, que no puedo entender a mis chicos si no me entiendo yo, que no puedo ser la Isabel de siempre si no me siento yo, así que, agradeciendo la comprensión y el detalle, me voy lejos unos días.

Días de descanso, de ver, de oler, de otra lengua, otra gente, otro paisaje... esas cosas que me gustan, que me atraen, que me devuelven la vida. Vacaciones adelantadas y aparentes, porque en estos momentos representan más una necesidad vital que un solaz para el cuerpo. Porque necesito reencontrar mi propia alma.

En el fondo sé que es otra de mis huídas... ayer alguien especial me dijo que tuviese en cuenta que, por muy lejos que fuera, me seguía llevando conmigo lo que está en mi interior, que de eso no puedo huir. Y tiene razón, sé que no voy a poder dejar los lastres en Oriente, pero quizá llene tanto mi maleta interna que tenga que dejar forzosamente fuera lo que sobra.

Tengo ilusión, de esa que me hace falta, de la que me obliga a concentrarme en preparativos, detalles, mil pequeñas historias y me aleja del vacío. Una semana lejos de todo, de todos, de letras y de amigos, de cartas y de palabras; una semana llena de desconocidos, de sitios extraños y misteriosos, de luces y sombras, de no sé qué.

Mañana vuelo a Oriente. Sigo buscando y tal vez tampoco esta vez encuentre, pero al menos viviré momentos de los que suman.
16 Responses
  1. celtaj Says:

    Un viaje que bien pudiera ser una medicina...
    A tu vuelta me gustaría ver un vuelco en tu corazón.
    Que no traigas contigo ciertas cosas que te llevas, y que traigas otras que dejaste en el camino.

    Un abrazo. Aquí estaremos.


  2. Nacho Says:

    Espero que tengas feliz viaje, y que sigas haciendonos viajar con tus experiencias.

    Mira, gracias a ti voy a estar en Turquia, y ya sera mi segundo viaje a un pais oriental. Elije los mejores sitios, quiero experiencias de primera calidad.

    Olvidate de lo que no te sirve. Que lo pases muy bien, como tu sabes.


  3. erik Says:

    Disfruta cada segundo como si te fuera la vida en ello y deja las nubes atras.

    Luego me cuentas.

    Yo estoy pasandolas haciendo lo que me gusta, simplemente perder el tiempo (lo que se entiende por no hacer cosas practicas)

    A ver como vuelves, que siempre me tienes dandole vueltas al coco, como andaras...

    Beso


  4. Fran Says:

    Buen viaje dulce niña, ojala te impregnes de aromas de oriente y que de una manera maravillosa traspases esos olores que todo lo inundan por aquellos lares.
    Buen viaje y traete en tu alma toda la pasion turca.


  5. Zhelya Says:

    que ciertas las palabras de ese alguien especial... podemos ir al fin del mundo... pero los recuerdos no se caerán al mar desde el avión... tanto si son buenos como si son malos... permanecen en nosotros.

    feliz viaje!!

    besitos


  6. Se que leeras estas palabras cuando retornes de tu viaje, por eso mi deseo es que lo hayas pasado bien y que se hayan cumplido todas tus previsiones.
    Fijate que casualidad que anoche estuve viendo un espectáculo de meditacion y danza de turquia, concretamente los derciches en la ceremonia de "Sema" Mevlevi.
    Tu lo veras en pleno ambiente. Espero que cuentes mucho a tu regreso. Es un pais que conozco bastante bien y que me entusiasma, sobre todo, y al margen del turismo, la Capadocia.
    Un beso muy grande


  7. Sibyla Says:

    Isabel, llena completamente tu maleta
    interna de nuevos amaneceres y echa fuera todo lo que no sirve para seguir "pa lante".
    Que disfrutes y vengas renovada, para poder recobrarte a tí misma y las ganas de vivir..
    Besos, y que puedas sumar muchos, muchos de esos momentos mágicos.


  8. muxica Says:

    Es muy normal en las personas de tu profesión este cansancio ya a estas alturas del primer trimestre, es un trabajo muy duro el que te ocupa.
    Disfruta de tu viaje y a “ti” no la metas en la delata déjate en casa y disfruta sin tu “yo”
    Ajajajaj Es difícil ¿verdad? Inténtalo y luego nos cuentas.
    Un abrazo


  9. Ana Says:

    Isabel te reitero mis mejores deseos, que Turquía te devuelva esa paz soñada. Disfruta del atardecer en el cuerno de oro y regálate el placer de un paseo por el Bósforo.
    Te espero con sonrisas renovadas. La vida nos aguarda con maravillosas sorpresas, hasta pronto.


  10. Fermina Daza Says:

    Hola Isabel. Gracias por tu visita. Cuando entré en tu blog me quedé sorprendida; tus entradas me han resultado muy familiares, es decir, se corresponden con propias experiencias o sensaciones que he tenido en algún momento de mi vida, quizás por eso te estuve leyendo durante bastante tiempo, todas me interesaron mucho, de hecho, he puesto un vínculo en mi blog para leerte con la mayor frecuencia que pueda. Espero seguir en contacto contigo a la vuelta de tu viaje.

    Un abrazo

    Irene


  11. Pakous Says:

    Te deseo lo mejor en este viaje, y si pasas por encima de aquel crater (recuerdas que me comentaste algo) sacale alguna bonita foto, porfa
    Un beso y buen viaje Isabel


  12. Tanhäuser Says:

    Disfruta muchísimo y ya nos contarás a la vuelta ¿vale?
    Abrazos


  13. Buen viaje preciosa!, espero vengas caragada de energias y con muchas cosas para contarnos! =)

    Abrazotes!


  14. Te sigo esperando para que nos cuentes las im presiones de tu viaje.
    Espero que no te defraude, y si te puedes traer el diamante del Topkapi, mejor.
    Besos


  15. Auténtica Says:

    Un buen viaje es un remedio perfecto para despejar la mente, te llevas a ti en el viaje y con ello todo lo que en tu interior existe, pero tal como dices, en un viaje te puedes llenar de otras cosas en tu interior que finalmente te ayudarán a dejar de lado aquellas que te molestan..
    Mucha suerte y feliz descanso!


  16. Guitarrero Says:

    ¡Feliz viaje, y feliz regreso!
    Te esperamos para compartir lo que has visto y, si quieres, cómo lo has vivido.
    Tú sí que sabes curarte y atender a las pequeñas cosas y a lo bonito que nos encontramos por el camino.