Paz
Isabel

Parece que detrás del título del post vaya a aparecer toda una declaración de intenciones para el nuevo año, pero no lo puse para eso. Ni siquiera pensaba en que en unos días se acaba éste.

Pensaba en cómo trascurren estos momentos de vacaciones, en lo que he aprendido en estos últimos meses, en lo que he seguido madurando. En las cosas que he leído y la gente que he conocido.


Pensaba en las tardes de medio silencio, con la respiración pausada. En las noches de dormir horas seguidas, una tras otra, y despertarme con calma. En instantes en que alguna lágrima sigue cayendo de mis ojos, pero ahora sin dejar surcos.

Hay gente aquí que me ha transmitido paz, que me ha hecho sonreir, vibrar, emocionarme, llorar... que me han dejado entrar en sus vidas y me han mostrado que hay otros modos de vivir los fracasos, las pérdidas, lo negativo, lo positivo también.

He leído verdades como templos, maravillosas palabras de sinceridad aplastante que yo misma he llevado dentro con más cobardía de la que hubiese debido demostrar. He envidiado sanamente actitudes deliciosamente humanas, sentimientos añorados, alegrías que no eran mías, y a fuerza de querer, he llegado a sentir esta paz que me llena ahora.

Yo no quiero ser distinta a como soy... sé que no me ha llevado a caminos llanos mi modo de ser o de sentir, pero así es mi interior, así de apasionado y de intenso, de extremos difíciles de soportar hasta para mí misma. Encontrar un rincón de paz era importante en estos momentos, y tenerlo al alcance de la vida me devuelve parte de la alegría perdida.

Por eso, y sin preocuparme por cuánto dure, me alivia esta calma que me da escribir experiencias; y leer poemas, curiosidades, reivindicaciones, relatos deliciosos, vidas plenas, otras no tanto, resurreciones y melancolías, y unirme a ellas.

Qué dulce se siente la paz de la noche... leyendo con vosotros. Por eso voy a dejaros algo que hoy me enviaron y que encuentro hermoso y providencial:
«La vida es corta: Rompe las reglas. Perdona rápido. Besa lentamente. Ama verdaderamente. Ríe incontrolablemente. Y nunca te arrepientas de nada que te haya hecho sonreir.»
No me arrepiento de nada, ni de lo que me hizo sonreir ni de lo que me hizo llorar... porque todo eso soy yo.
16 Responses
  1. Fran Says:

    Cuando poco a poco este optimismo realista se apodera de ti, cuando poco a poco nos lo muestras no puedo mas que ponerme a tus pies y admirar tu camino.
    Un gran abrazo nada Navideño todo dia a dia.


  2. Fermina Daza Says:

    Querida Isabel, vengo de casa de Paco (Pakou's) y justo le decía que hay un texto de Coelho que me ayudó mucho a encontrar la salida de mi tunel particular. Se llama cerrando círculos, no sé si lo conoces, pero de todas formas te recomiendo su lectura.
    Te leo y me veo reflejada. Ambas pasamos un duelo, tú lo escribes con ese talento que tienes, yo acudo a los poetas, ellos son mi válvula de escape.

    Seguimos juntas en la noche.

    Besos

    Irene


  3. Tony Says:

    Bien, pues esoes maravilloso, no te arrepientas de nada, que yo juro que no me arrepiento de nada incluido lo que perdi. Porque de ello despues de tanto tiempo solo me quedan los recuerdos bonitos vividos, ninguno de los malos, o como mucho estos se han quedado en un gris tenue.

    erikghost@hotmail.com


  4. Me encanto!, risa, llanto, tristeza, alegria...de eso somos

    Un fuerte abrazo Isabel, me alegro que hayas encontrado la paz dentro tuyo!=)


  5. Ana Says:

    Siendo tú misma la paz y la felicidad te acompañarán siempre, incluso en la oscuridad.

    Me dejas un agradable sabor y mucho bueno para pensar y seguir siendo ilusa.

    Besos miles y un fuerte abrazo.


  6. Isabel Says:

    Gracias, Fran, por tus palabras. Y le diste en en clavo... optimismo realista, buena mezcla.

    Así es, Irene, estamos viviendo situaciones paralelas que nos unen, eso es bueno para ambas, las cosas así se superan mejor.

    Tony, lo del gris tenue está bien, porque es un precioso color, muy elegante. Las cosas malas se nos vuelven elegantes con el tiempo ;)

    Bett, lo que me encanta es que vengas a visitarme y te traigas contigo esa sonrisa tuya.

    Ana, tú eres parte de todo lo que me anima cada día. Desde que llegaste a este blog vacío, tu compañía me ha hecho mucho bien. Me estoy volviendo hasta ilusa nuevamente ;)


  7. thot Says:

    "Yo no quiero ser distinta a como soy..." dices.
    Hace poco dije que apenas te conozco, pero voy conociéndote a cuentagotas a través de tus escritos y las opiniones que dejas en mi blog y ya has dejado de ser una desconocida.
    Lo único que puedo decirte es me encanta la Isabel que voy descubriendo y que tampoco yo quiero que seas distinta a la que eres, porque eres muy "grande".
    Un beso.


  8. IRIS Says:

    No cambies Isabel, sé siempre tú, y disfruta de cada instante, y de todo lo que te rodea, pues ya verás como muy pronto tu vida se llenará áun más de felicidad, de toda esa felicidad que te mereces! Me alegro de verte así, tan llena de luz, esa luz que poco a poco inundará tu ser de felicidad!:)
    Un abrazo muy grande linda, y FELIZ 2008!!


  9. Neli Says:

    No hay que arrepentirse de nada. Hasta lo malo debemos recordar para aprender de ello.
    Me encanta tu espíritu optimista y conformista. No cambies, cada persona es única y tiene su encanto.
    Saludos.
    Nélida.


  10. celtaj Says:

    La Paz de tu título es lo que transmites con tus letras.
    Una sensación de ternura que hace abrazar tus sentimientos, lejos de un hierro ya pasado.
    Una paz interior y unas ganas...
    Me encanta leerte así, Isabel, por ti, y porque lo que transmites ahora sirve ya de mucha ayuda en los huecos de otras almas que tampoco todavía están sanas del todo.

    Un abrazo muy fuerte... y una admiración sincera.


  11. guitarrero Says:

    Es que esta Bett tiene una sonrisa... ¿que no?

    Isabel, todo eso te ha llevado hacia donde ahora estás. Te ha traído aquí, y doy gracias.

    Te deseo una feliz Navidad, salida y entrada de año, y en definitiva... una feliz vida.


  12. Isabel Says:

    Thot, yo también disfruto conociéndote poco a poco. Grande, grande no soy, pero supongo que no he perdido el sentido de la ilusión. Eso sí es grande.

    Iris querida, la felicidad se presenta de tantas formas... y una de ellas es precisamente este estado de paz en que nada se inmuta, pero todo parece fluir. Siempre entusiasta, eso me gusta de ti.

    Pues tienes razón, Neli, mejor es no arrepentirse de lo que uno mismo decide. Cuando te equivocas, adelante y hasta la próxima, que quizá sea la acertada.

    Celta, aún queda un trecho para transmitir todo lo que llevo dentro, pero comenzar es lo importante, y que se note, mucho mejor. Gracias por seguir a mi lado.

    Sí, Javier, una sonrisa tiene Bett que nos deja a todos encandilados. Gracias a ti, por ser como eres.
    Besos para todos y feliz año.


  13. ISOBEL Says:

    gracias, es un placer leerte, sentir la paz eso si que es un lujo,estar lleno de la nada...pocas veces he disfrutado de esa sensación, realmente maravillosa, mientras tanto... seguiremos andando


  14. CresceNet Says:

    Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.


  15. Jorge Says:

    Te devuelvo una visita. me gusta lo que encuentro.
    Me gusta tu planteamiento atrevido, optimista.
    Siempre repito una frase:
    "Ser libres es elegir, no acertar."
    Elige, quedate con las sonrisas y el aprendizaje, vuelve a ser ilusa.
    Beso lento


  16. gorrión Says:

    ...precisamente esa conclusión finale s la que indica lo sabia que eres...lo fuerte que eres...el maravilloso ser humano en que ue te has convertido.Suerte la mía tenerte como amiga!!
    Besosbesosbesos!