Isabel
Tres fases comprenden el duelo:
  • El dolor
  • El resentimiento
  • La aceptación

Paso de la primera a la segunda con una facilidad pasmosa. Duele y duele, y tanto lo hace que se resiente el alma, se incomoda y se maldice por haber llegado a esto. Odio los resentimientos... esos que ahora mismo tengo y se intercalan con el dolor de las heridas.

Quiero llegar a la aceptación, a ese momento dulce en que ya nada importa, en que casi nada se siente y te dejas llevar hacia lo que tenga que ser. No soy capaz de dejar atrás mi fardo, ni siquiera de hacer leña de él para que me alumbre o me caliente. Sé que esa es la solución, que necesito luz y calor. Orientarme hacia la tercera fase, dirigirme lentamente hacia asumir la realidad y tomarla como propia, como parte de mí. Esta soy yo, así es mi vida, es mi camino y lo tengo que recorrer. Busco mi luz, y sé que la llevo encima. No soy sabia, no soy fuerte, sólo intento desprenderme de todo lo que me pesa y seguir adelante más ligera.

Cuando aprenda a aceptar, habré encendido la hoguera que me ilumine con los restos de lo que un día fue y ya no está.

2 Responses
  1. Ana Says:

    Te pesa el dolor, el engaño, el resentimiento, la decepción... Es lógico cuando se rompen los sueños sin motivos ni razones. Luchamos para ser más felices, para conservar lo conseguido, para mejorar nuestro futuro. Nadie nos enseña a aceptar las pérdidas, los imposibles, las ausencias o el olvido. No nacemos enseñados ni para vivir ni para morir. Andamos, caminamos, caemos y nos levantamos. Es parte del camino.

    Isabel, sabes que nunca doy consejos, tan solo opiniones o reflexiones. Intento empatizar o compartir mis experiencias. Sé que duele, que escuece, que la herida sangra y cansa.
    Eres fuerte y sabia. Tiempo al tiempo, paciencia y esperanza. Solo pierde el que no lo intenta.

    Y quien no sepa apreciar tu cariño es un perdedor.

    Un cariñoso abrazo y mucho ánimo, después de la tormenta siempre amanece.


  2. El dolor pesa...el resentimiento contamina...te animo a aceptar, a ayudarte a encender esa fogata, a que ilumines tu corazon con ella a que le de calidez a tus recuerdos...a salir adelante!

    Te dejo un fuerte abrazos, y no olvide nunca debes dejar de sonreir!

    =)