Isabel
Te soñé entre la tormenta.
Entre el ruido de esta primavera lluviosa, envuelta en lágrimas, te soñé de nuevo.
Recuerdos que se agolpan en la mente dormida y vuelven cuando el cansancio te traiciona. Recuerdos como humo, sin sustancia, perdidos en lo que pudo haber sido y no fue. Recuerdos de imágenes creadas por esos mismos sueños que ahora me persiguen, añoranzas de todo lo que fui y de todo aquello en lo que creí. Mi mente viajó de noche hasta los espacios recónditos de la nada y allí te encontró de nuevo, frío como la misma noche, lejano como la realidad que te envuelve, silencioso, eterno y doliente.
El despertar me devolvió a la vida húmeda del amanecer solitario. La tristeza se convirtió en certeza de lo que ya no es, y quizá nunca fue. Fuera llovía, tronaba; las nubes, de un gris oscuro y rabioso, vomitaban ruido y agua, y en la habitación sólo el sonido de la Naturaleza y mi respiración agitada, consciente, angustiosa.
Quizá en todo este tiempo sólo exististe en mis sueños y ellos te dieron forma, palabra y acción. Tal vez mi desespero radicaba en esos momentos del despertar vacío, como el de hace unas horas... el vacío de una voz que sólo existe en el contestador, de una imagen que sólo perdura en papel fotográfico, de unas palabras que siguen perpetuadas en papel, en pantalla, en un corazón que se convirtió en máquina.
Soñé que encontrabas lo que buscabas, y que lo encontrabas en mí... y yo lo perdía. Ahora, Oz soy yo y tú eres libre.
4 Responses
  1. Que precioso!, hermosa reflexión...
    Me alegra mucho que me hayas marcado el camino hasta tu rincon, se respira puro aca...
    Gracias por la visita!, por tus palabras.

    Vendre seguido a leerte...me gusta como escribes.

    Te dejo un abrazo! y Bienvenida al mundo Blogger!


  2. Isabel Says:

    Gracias, Bett, por visitarme y dejar constancia de tu paso. Vuelve cuando quieras, esta es tu casa. Besos.


  3. gotita Says:

    Amar es un sueño, a veces dulce y tierno, que nos lleva hasta el cielo en las alas maravillosas de un beso, de un te quiero.

    El amor es el alimento del alma, el que nos mantiene con la mirada perdida en el horizonte, ese que nos enloquece, dulce sentimiento que nos embriaga, brisa que nos abraza el corazón.

    Un misterio es el amor, es una congoja que estruja el corazón, es la cruz que todos cargamos, el amor no solo es miel y luz, es dolor que nos perfora, fuego que nos consume...
    Amar es un destino que nos traza el creador, para bien o para mal, amar es una lucha constante, amar es respirar y morir, amar es llegar y partir, es gozar, es llorar, pero amar, amar es todo lo que tenemos....

    Un placer leerte, brsitos...


  4. Isabel Says:

    A veces me pregunto si ese componente del amor doloroso y sacrificado tiene que ser así. Si el amor no debería ser más que felicidad. Cuando empiezas a sentirlo como cruz, es porque hay un componente insano, y sin embargo no deja de ser amor. Tienes razón en que amar se convierte en lo único que tenemos muchas veces, pero hay que reconvertirlo si pretendemos sobrevivir. Preciosa tu aportación, gotita.