Isabel
Hay mañanas en las que despierto con el cuerpo frío y el corazón cubierto de escarcha. Cuesta moverse entre esa noche que intenta amanecer y no termina.

Días que se acortan menos lentamente de lo que quisiera y me arropan con una capa de oscuridad que busco iluminar.

Se abren mis ojos y se acostumbran a la penumbra de los nuevos días, sintiendo ganas de que las hojas muertas de mi vida caigan sin dolor y se prepare el cuerpo para recibir, cuando llegue la primavera, nuevos motivos para vestirme de alegría.

Me gusta el otoño afuera, igual que me gusta que me recubra por dentro. Me gusta sentir el quejido silencioso de mi cuerpo cuando, lentamente, busca el calor y la caricia.

Y sé que, en unas horas, cuando salga el sol y pasee por la calle, sus rayos vendrán a tocar mi piel con la suavidad del amante que aparece en sueños para obsequiarme con un diáfano y momentáneo regalo de amor.

Cuando acabe la tarde, mi corazón quedará lleno de esos colores que sólo se pueden gozar cuando el año se torna melancólico; se iluminará de estrellas sobre fondo rojo, y volveré a dormir con este otoño en lo profundo.



21 Responses
  1. Bello escrito para este tiempo de otoño que nos acompaña, y que nos viste de sus colores..

    Excelente

    Un abrazo
    Saludos fraternos.


    Que tengas una semana estupenda..


  2. isobel Says:

    que decirte, déjate bañar por los rayos naranjas de sol y que las hojas muertas se desprendan tapizando tu andar de miles de cálidos colores, besos preciosa


  3. Frabisa Says:

    El otoño siempre viene cargado de nostalgia y añoranza.

    Me quedo con que el sol otoñal acariciará tu piel y estoy segura que te llenará de delicia.

    un beso


  4. Ego Says:

    Aquí llueve un disparate. Llovió durante toda la noche, y sigue lloviendo mientras te leo. La taza de café es inmune, y dentro de tres horas he de ir a trabajar. Espero que no llueva demasiado. Al menos, dentro de mí. Ni de ti.

    Un besho


  5. Tawaki Says:

    ¿Días que se acortan menos lentamente? Y yo que sueño con vivir medio año en cada hemisferio...

    Un beso.


  6. VerboRhea Says:

    Qué bella entrada: sentimientos y estaciones encontrados a golpe de metáforas...

    El otoño tiene también su magia: es -tú lo has dicho- regenarión("... sintiendo ganas de que las hojas muertas de mi vida caigan sin dolor...").

    A mí me gusta el otoño...porque la primera vez que abrí los ojos, lo hice en otoño...

    Un abrazo desde Extremadura.


  7. una bella y profunda oda al otoño. Besos.


  8. A.Tapadinhas Says:

    A maior sabedoria consiste em encontrar em cada estação a sua beleza... e vale para tudo... até para a vida!

    Beijo,
    António


  9. raúl Says:

    la sensación de necesitar (por fin!) media vuelta más del mando del agua caliente en la ducha no tiene precio. viva el otoño!


  10. €_r_i_K Says:

    Besos Isa, me ha encantado como has hilvanado el Otoño, casi como una caricia....Bello....


    ABrazos.....


  11. Deseo Says:

    Es que me gusta, hay miles de colores
    mas que en mi paleta. Muños mas y lo dices tan bien.

    No me ire del todo.

    Claro.


    erk


  12. Jezmas.daz Says:

    tambien me gusta el otoño...muchas gracias por compartir tu arte, es muy profundo, un cordial saludo.


  13. ybris Says:

    Lentos amaneceres de escarcha.
    Días lentos en que la luz se añora.
    Lenta espera de la primavera tras un otoño inocuo.
    Lenta búsqueda de la tibieza bajo el frío de un otoño acogedor...
    Y en tanta lentitud, la luz, el calor y los colores nos desbordan

    Bello otoño visto así.

    Besos.


  14. Neli Says:

    El otoño es melancólico y nos contagia a todos en mayor o menor medida.
    Algo parecido pasa en nuestro interior, es tiempo de recogimiento y calidez, como cuando las hojas del árbol caen...

    Un abrazo.


  15. jorge Says:

    El otoño parece una temporada que empuja a cierta melancolia, a cubrirse de los frios exteriores para que no inunden el interior.

    Pero nos trae esos colores asombrosos que se encuentran en la caida de las ojas, en los amaneceres, en los crepusculos.

    Espero que tu calido interior limpie de escarcha tu corazon.
    Que las hojas que deben caer, lo hagan suavemente como en los pòblados bosques alemanes, flotando, sin hacer ruido.

    Para el frio exterior vale un buen edredon de plumas ¿qué nos serviria para la helada de corazon?


  16. Marcela Says:

    Isa,
    Un lindo regalo con fragancias otoñales, aunque esté pisando la primavera acá.
    Un placer leerte.
    Beso


  17. Siempre relacionamos el otoño con la melancolía, con la nostalgia, con la añoranza de lo vivido o de lo que no viviremos nunca (que es casi peor), pero no podemos dejar que el otoño nos invada el corazón, no lo permitas.

    Besos


  18. Ojo de fuego Says:

    El domingo fuimos a andar en bici a un valle cercano a casa que se llama Leitzaran(Leizaran). Discurre junto al río. Paramos a comer, y terminamos tirando piedras de esas planas al agua, mientras el viento hacía llorar a los árboles. No puedo quitarme de la cabeza la imagen de las hojas cayendo sobre la cristalinidad del agua....
    Creo que será el motivo para un nuevo poema.
    El otoño me hace reflexionar demasiado, a veces me arrastra, pero siempre ayuda...
    El otoño. Que lo disfrutes...
    Besitos


  19. Isabel Says:

    Gracias, Adolfo. Espero que siga la semana sólo como estos primeros días.

    Isabel, qué bonito es el naranja del atardecer!! A ver si consigo pintar mi despacho así ;)

    Isa, yo también me quedo con las caricias del sol, no con la nostalgia.

    Ego, mejor que llueva fuera que dentro, desde luego.

    Tawaki, yo quisiera todo el año a 25 grados... pero seamos realistas, las cosas son como son ;)

    VerboRhea, estarás cerca de tu cumpleaños; buena estación para nacer, tan delicada.

    A mi otoño, Fer, al mío.

    Antonio, por eso lo aplico aquí, a la vida.

    Raúl, es lo mismo que necesitar taparte durante la noche. Eso de arroparse da tanto gusto... es sentirse abrazado.

    Erik, el otoño mismo es una caricia.
    Besos a todos.


  20. Isabel Says:

    Deseo, eres tú?? Mi fantasma favorito??

    Jesmaz.daz, gracias por la visita y las palabras.

    Ybris, bellísimo tu poema.

    Neli, justo el recogimiento otoñal nos invita a la placidez de los momentos.

    Pues no sé, Jorge... supongo que otro tipo de calor, el que es más complicado encontrar. Me conformo con el del sol.

    Marcela, disfruta de esa primavera y luego me la envías ;)

    Irene, no es mi deseo pensar en lo no vivido, sólo disfrutar el presente otoñal.

    Ay, Pili, y en esa tierra tuya donde los colores tienen que ser aún más bellos... qué gusto.
    Besos a todos.