Isabel
Hoy no quiero hacer poesía. Quiero seguir la estela de otros que han hablado de emociones. Darle, sobre todo, la razón a mi amiga Mencía cuando habla del control de emociones negativas.
Es fácil la teoría, como todo cuando se intenta comprender. Es sencillo tratar las emociones positivas como medicina para las negativas... sólo parece que sea necesario sentir algo agradable para que lo desagradable desaparezca.

O mejor aún, sólo se necesita controlar lo malo que aparece en el cuerpo y en la mente, cuando esas emociones te agarran, para que desaparezcan.
Pero eso es sólo negar una realidad evidente. Es sólo, muchas veces, un ejercicio de autoengaño peligroso.

Las emociones existen, las negativas y las positivas, y lo hacen para que nos aprovechemos de ellas, en un sentido u otro. Las primeras, para que aprendamos de lo que hemos de alejarnos y las segundas, para que valoremos lo que tenemos. Cuando una emoción negativa se apodera de nosotros, es porque algo la llamó a nuestro lado... la ausencia, el dolor, la frustración, el silencio, la ira, el miedo... se nos presentan y nos aturden, nos llevan a un estado mental de eterno cuestionamiento, y sólo cabe dejarlas pasar y asumirlas, o bien tratar de olvidarlas y sustituirlas.

Puedo engañar mi mente. Puedo hacerla creer en lo que yo quiera, para evitar sentir algunas cosas que me inquietan y me llenan de angustia. Pero no puedo hacerlo para siempre, ni puedo evitar que mi cuerpo note el esfuerzo y la tensión que me supone.
Intentar un control que no tengo, es absurdo. Intentar superponer emociones que no siento, más absurdo todavía.

Es mejor racionalizar, volverse pragmática, mirar todo lo bueno que se tiene alrededor y dejar pasar las tormentas. A veces, simplemente, no hay muchas salidas, no hay muchas soluciones. A veces, es saber que las emociones embisten una y otra vez como las olas en la playa, llevándose siempre algo de dentro.

Pero siempre, teniendo en la mente que hay que seguir latiendo, viviendo, soñando, mientras haya un atisbo de vida y de esperanza de que, al final, todo lo positivo va a ganar la batalla.

39 Responses
  1. amor Says:

    y quizá tratar de ir más allá de lo positivo y lo negativo, ver más allá

    s


  2. Saludos enfrentar las cosas negativas y sobre todo saber vivir las buenas, las positivas...

    eso nos hace libres de todo..

    saludos un abrazo fraterno


  3. Pakous Says:

    Chapeau!!! Isabel.... me rindo a tu mágica narrativa... entredices algo muy cierto... no merece la pena censurar las emociones negativas... es casi mejor gozarlas y extraer todo el jugo de enseñanzas... Besos.


  4. ISOBEL Says:

    no no no, ni se te ocurra anular los sentimientos, utiliza la razón para poner remedio a lo que no te gusta, pero no anules los sentimientos, dejarías de ser tu, besos


  5. muxica Says:

    Es difícil, pero siempre queda algo por lo que luchar y a donde mirar. Claro que hablo desde mi vida cómoda. Sé que para muchos seres humanos no hay ni un rallo de luz, visto desde nuestros ojos, y si pudiesen hablarnos, seguro que nos dirían que tienen una meta que les ayuda a mantener la esperanza.
    Uffff no se si me explico, o si lo que escribo, va con tu texto. Ha sido lo que pensé al leerte.
    Mil biquiños.


  6. Fortimbras Says:

    Hay que pensar siempre en positivo, aun en las situaciones más negativas. Te lo digo con la experiencia que me dan los años y las circunstancias de mi vida.
    Tu escrito es muy importante y la conclusión, decisiva.
    De esta manera, como tu dices, se ganará la batalla, aunque para ello haya que perder alguna pequeña guerra.
    Estoy contigo
    Besos


  7. @Patrulich Says:

    Bien dicho!
    De a poco, pero siendo uno mismo, se gana la batalla final.
    La esperanza es fundamental para ello.
    Un beso muy grande, Isabel!


  8. Isabel querida:
    Vos lo dijiste en el post anterior,"Sólo un momento"; la vida es como cada uno desea que sea, cada momento es único, nuestro, y la lucha está en nuestro interior, vivir plenamente cada instante es nuestra gran tarea!
    Un abrazo y no permitáis que tus momentos se ensombrezcan...arriba ese ánimo!


  9. Fran Says:

    Hola Isa, como ya lo hablamos en su momento, creo que las emociones tenemos que vivirlas en primera instancia, dejar que nos llene, la tristeza, el duelo, la felicidad , el amor, la pasion, pero este dejar que nos llene que sea solo un momento y luego tenemos que intentar aprender a lo largo de los años a dejarla como parte de la coleccion de recuerdos y seguri adelante.
    Nosotros tenemos la capacidad de elegir si nos afecta hasta modificar nuestros actos normales, con lo que sembraremos miedo frente al futuro y nuevas emociones.
    Lo importante al fin ... VIVE


  10. Mencía Says:

    A veces, simplemente, no hay muchas salidas, no hay muchas soluciones.

    Eso, niña, es precisamente lo que me acaba de descolocar jajajajajajaja, cuando llega el momento en que el trabajo mental para moldear emociones chungas ya no surte efecto y simplemente SIENTO ... jaajajaja ... ese momento en el que la emocion me desborda ... pero sabes como soy ... me dura minutos :D enseguida asoma una sonrisa, o un razonamiento o una salida con la que canalizo (poema, canción o cagamento jajajajaja)

    Besosmil solete.
    Me encanta esta interacción más allá de los comentarios.


  11. Ojo de fuego Says:

    Creo que las emociones, tanto las positivas como las negativas, hay que dejarlas salir, no retenerlas, sentirlas, paladearlas para después decidir si merece la pena o no tenerlas. Entonces trabajar por desterrar la que no nos guste. Los sentimientos están ahí, esos no pueden negarse, lo que si se es que hay que sacarles el mejor partido que se pueda. Una misma cosa puede mirarse de dos maneras totalmente distintas: La negativa y la positiva. Y a veces desterrar la negativa, significa dejar cosas atrás y la positiva darse cuenta de lo que se crece, de lo que se madura, cuando se renuncia a los sueños. Siempre hay otros sueños por los que pelear, por los que luchar.

    Muchos besos, guapa.


  12. MARISA Says:

    pues al final sin quererlo has hecho poesia niña


  13. Tawaki Says:

    Ya que no vamos a poder desterrar las emociones negativas de nuestras vidas, al menos que nos sirvan de algo.

    Eso sí, yo prefiero lo que dijo alguien: la experiencia es una llama que ilumina quemando, pero mejor que se queme otro.

    Un abrazo.


  14. David Says:

    Pero es que a veces es muy difícil. Las negativas siempre acaban volviendo, se hacen contigo durante un tiempo y luego se van, como queriendo enseñarte una lección. A veces creo que en realidad es algo justo, sobretodo cuando uno es el responsable de ello.


  15. mery Says:

    paso a dejarte un beso, y a desearte que tengas una hermosa semnana!


  16. Isabel Says:

    Santi, a mí en estos momentos se me hace muy difícil ir más allá. Bastante tengo con dimensionar lo que hay delante, en el presente.

    Adolfo, la libertad está en eso, en saber vivir en cada momento lo que toca, con elegancia.

    No, Paco, censurarlas no, porque son parte de nosotros mismos. Nos conforman, nos modelan, son nuestras.

    Isa querida, no podría, por mucho que quisiera. Yo soy así, guste o no, no me lo voy a negar.

    Querida Inma, yo también tengo una vida cómoda que a veces no me explico cómo soy capaz de dar de lado cuando se tuercen las cosas. Te explicas muy bien y siempre es alentador lo que dices.

    Fortimbras, siempre hay que estar preparado para esas pequeñas batallas que se pierden sin remedio. Como dices, lo importante es el final.

    Patri, en la esperanza radica mucho, y en reconocerse mucho más.

    Gracias, Canto en flor, tus palabras sacan sonrisas cada día.

    Ay, Fran, que no es tan sencillo, pero que sepas que siempre he tenido presente todo lo que me has ido enseñando.

    ¿Verdad que sí, niña? Es que a veces se cansa una de meter los sentimientos en las suelas de los zapatos. Que corran, que vuelen, a ver a dónde nos llevan.

    Ojo de fuego, los dos tipos de emociones nos describen, nos hace ser quienes somos. Me gusta mirar el lado bueno de las cosas, pero hay momentos en que se ve todo tan y tan gris... pero luego pasa.

    Marisa, supongo que no se puede evitar al escribir dejar un poco de cada quién. Algo tendré de poeta, aunque sea las ganas de serlo.

    Tawaki, eres un monstruo, en el buen sentido de la palabra ;)))

    Exacto, David, el vaivén de las emociones trastoca, pero a la vez nos es útil. Esa enseñanza es la que hay que tomar.

    Gracias, Mery linda, por pasarte de nuevo y dejarme un rayito de luz.
    Besos a todos.


  17. Neli Says:

    Una entrada muy aleccionadora.
    La poesía refleja el sentimiento como pocas cosas pueden hacerlo. Pero nuestro pensamiento puede llegar más lejos.
    Si nos escuchamos a nosotros mismos y ponemos la teoría en práctica somos capaces de percibir todo lo bueno y malo. Intentar priorizar en lo positivo y seguir caminando sobre ello.

    Un beso, Isabel.


  18. fernando Says:

    por mucho que lo intentemos siempre sentiremos y tendremos emociones. Es algo intrínseco al ser humano. Un beso.


  19. €_r_i_K Says:

    Isabel, racionalizar, sí, pero después de haber entregado todo, nunca dejando nada atrás.....
    Las olas se llevan, pero siempre dejan algo a cambio.....

    ¿Quizás palabras?.......

    La batalla es para ganarla.....


  20. Ana Says:

    Ser pragmática sin perder la ilusión, controlar los actos aceptando todas las emociones, viviendo con todas sus consecuencias, siendo uno mismo con la potestad de intentar modificar las circunstancias.
    Sabernos tan fuertes como vulnerables. Dudo ... ergo sum.

    Besitos vaskitos, me encanta leerte querida Isabel. Un fuerte abrazo.


  21. toñi Says:

    Siempre es mejor intentar siempre buscar lo positivo de las cosas.Un beso


  22. ÓNIX Says:

    Es muy linda la manera que empleas para narrar esos temas tan importantes y que muchas veces dejamos a un lado. Pienso que la negativa y el positivismo están en nuestro interior y de nosotros depende que florezcan como una semilla o no.

    Yo por mi parte prefiero fijarme en el lado positivo de las cosas, porque cada aspecto negativo posee su contra parte, que es la que nos permite ver más allá, es la que nos da las lecciones, porque pienso que nada sucede por casualidad.

    Cuando algo no nos sale como lo esperabamos es porque así debe suceder, a veces nosotros mismos somos quienes lo generamos y de esas experiencias negativas, siempre se obtiene algo de positivismo.


  23. Anónimo Says:

    uhhhh! por que leere los comentarios...

    >Ahora estoy instalado ahi mismo y no tengo ganas de de salir. Fingire que no y el mortal de turno ni notara tal cosa.

    Pero estoy tan agusto ahi, ahora.

    Besos.

    El Angel de la musica.


  24. Amanecer Says:

    Como tu dices Isabel, en teorìa es fàcil, el tener el control de las emociones negativas, pero la realidad es otra...Porque controlarlas si son ellas las que nos dan la mayor parte del aprendizaje y enseñanza.
    Y son las que nos dan el valor de afrontar la batalla, y seguir en la lucha por los sueños.

    Lo importante es seguir en la busqueda, y en la lucha, para ganar la batalla!!

    Me a encantado, y me has dejado pensativa:XD Gracias Isa!!

    Besos y muchos màs.


  25. neptunia Says:

    Querida Isa, mientras nos quede corazón, un latir, un aliento, seguiremos adelante.

    Un beso y un abrazo


  26. Aires Says:

    No podemos huir de las emociones, para lo bueno y lo malo, son nuestras compañeras de camino. La sabiduría consiste en estrechar lazos de amistad con ellas para disfrutarlas o para soportarlas. Un beso.


  27. la clave debe estar como tu bien dices en asumir, por mi parte, no debo ni quiero disfrazar nada ya que todo lo que me ocurre, tal como vivo las emociones, van construyendo lentamente esa persona que soy o que quizás llegaré a ser... conformarse, pero seguir soñando, por si acaso aparece el camino por donde ir...
    me encantan tus escritos, tus reflexiones...
    Muaksssssss... bona lluneta


  28. que soy Encarna eh? je je


  29. Isabel Says:

    Gracias, Neli, tus aportaciones a mi espacio siempre son gratas y llenas de enseñanzas.

    Fernando, es así, el hombre se distingue por sus emociones, es lo que somos.

    Quizá sólo palabras, Erik, pero así somos. Entregándolo todo aún a cambio de palabras.

    Y a mí me encanta que estés aquí, Ana.

    Claro, Toñi, siempre buscar lo positivo, sin perder de vista lo que lo negativo puede dejarnos.

    Ónix, me gustan tus reflexiones y te agradezco la visita. Espero que vuelvas.

    Ese curioso ángel de la música... ahí instalado...

    Amanecer, piensa lo justo y necesario. El resto, lo dice el corazón.

    Neptunia, tienes razón; mientras quede un solo aliento, adelante.

    Aires, somos emociones, para bien o para mal.

    Encarna, que te había conocido, quizá por la bona lluneta, o pel petó ;) Gracias, guapa.
    Besos a todos.


  30. Jordim Says:

    Buen blog, sigue en ello..


  31. Frabisa Says:

    Me encanta como lo has expresado! Reivindico el derecho a sufrir con intensidad los momentos que me toque hacerlo y que por favor, que nadie me diga nada. Cuando a una le duele la piel de lo que le sangra el corazón, hay que dejar que ese dolor aflore porqué ya encontrará un sitio para escapar.
    Si algo ayuda a mi carácter es que esa intensidad me cansa pronto y al tercer o cuarto día, me agoto de tristeza y busco otros estímulos que poco a poco me hacen ver la luz.
    No tengo un carácter agónico para mi fortuna, pero si me pincha sangro abundantemente y siempre he salido fortalecida de esos momentos.

    Un besito, guapa

    P.D. me estoy dando cuenta que nos estamos comentando simultáneamente, jajajaj


  32. Anabel Says:

    Qué manía que nos ha entrado con anular lo negativo de la vida... Es que la vida es lo negativo y lo positivo, sin lo uno no habría lo otro, porque las dos partes son un todo.

    Deberíamos enseñar a nuestros hijos a soportar lo negativo, a saberlo asumir y no esa neura por evitar que los niños se traumaticen dándoles todo lo que pidan o negando que han hecho algo mal o qué se yo...

    Mal camino, mala elección. Hay que saber asimilar el dolor, no podemos ni negarlo ni huir de él.

    Besos,

    Anabel, la Cuentista


  33. Muchas veces esas emociones negativas nos atormentan por asuntos que, o no tienen remedio, o no podemos quitárnoslos de encima. Creo que, en esos casos, es mejor rechazar esos pensamientos cada vez que se presentan, porque viene a ser como rumiar y rumiar... Soy persona optimista y positiva, pero con todo hay veces que se te meten cosas en la cabeza que cuesta mucho desalojar. Me quedaré con tus consejos. Besitos, querida amiga.



  34. Marcela Says:

    Es inevitable sentir unas como otras. Eso somos entre otras cosas: humanos.
    Mi filosofía es tratar de ver lo positivo en lo negativo para disminuir su impacto. Lógicamente, no es fácil en momentos extremos, pero desde otro punto de vista y siendo práctica, algo logro.
    Muy buenos pensamientos, Isabel.

    Un beso para vos


  35. Isabel Says:

    Gracias, Jordi, y bienvenido.

    Isa, eres todo un gran caracter. Sí que es divertido ver las coincidencias, hasta en el momento de comentar ;)

    Razón tienes, Anabel. Tenemos a nuestros hijos como flores de invernadero, cuando deberíamos prepararles para la vida... toda la vida, lo bueno y lo no tan bueno.

    Pues sí, Isabel, tenemos a veces que luchar contra nuestros propios pensamientos, para dejarlos penetrar en nosotros o para alejarlos lo más que se pueda.

    Gracias, JGG, se hace lo que se puede ;)

    Marcela, tus comentarios siempre son de gran utilidad para complementar mis pensamientos. Te lo agradezco.
    Besos a todos.


  36. Sibyla Says:

    Me gusta tu valentía, autoengañarse es una forma de cobardía subliminar...

    Pero eso sí, nunca dejemos de soñar!

    Besos querida Isabel:)


  37. horabaixa Says:

    Hola Isabel,

    Es bueno tener emociones, significa estar viva. La manera de vivirlas es lo que nos provoca desasosiego o felicidad.

    Me gusta leerte. Eres profunda. Tus escritos son sobre nuestras emociones y nuestro sentir. No es fácil tratarlos, no es fácil reconocer nuestras carencias.

    Aprendo de otros puntos de vista. Aprendo a conocerme un poco más.

    Un beso


  38. Amiga Isabel
    Demasiado tiempo sin venir por aqui( pasó de todo cariño) pero veo con gran interes que cada entrada tuya aunque no sea poesia lo parece, porque escribes de maravilla..nos haces pensar y personalmente te dire que ando siempre en lucha con la reconversión de emociones negativas a positivas.
    Me encantaron las repuestas de tus amigos.
    Besos con todo mi cariño.