Isabel
A las siete en punto de la mañana, el despertador la sacó de su letargo, recordándole que había vuelto al trabajo, que la rutina comenzaba.

Preparó su rostro para el nuevo día… esas cremas que desde hacía unos pocos años sentía que necesitaba para seguir manteniéndose dentro de una cierta juventud.

El desayuno, la mitad de la comida del mediodía, limpiar algo la casa, vestirse, pintarse, ponerse los tacones y adelante, un nuevo día. Al cerrar la puerta, un adiós en silencio a los niños que dormían aún y que lo harían durante un rato más.

No fue el mejor de sus días, pero los había tenido peores, así que se echó las frustraciones a las espaldas y tomó lo mejor en compañía de la gente a quien quería. De nuevo, el desaliento en el trabajo le hizo pensar en la cada vez más fuerte idea de cambiar… al llegar a casa, volvería a enviar su Curriculum esperando la buena suerte.

Entrar por la puerta y ver a los niños era su gran aliciente, la vuelta de su sonrisa, del buen humor y de las ganas de hacer cosas… por ella, por ellos.
Así que, después de comer y descansar, algo de música suave para trabajar ante el ordenador… ese ordenador que ya no iba a cerrar a lo largo de la tarde porque era mucho el trabajo, porque era larga la espera.

Pensó en su letargo interno, en lo poco que se entretenía ya su mente en darle vueltas a las cosas y en el caparazón que se había fabricado para las que no le interesaban… caparazón de realidad. Era fácil: cuando le invadía esa angustia que tan bien conocía, se miraba las piernas, o los brazos, hasta que regresaba a ella, hasta que se veía inmersa en el mundo que la rodeaba, y todo volvía a ser, a estar, menos la angustia.

Y los problemas del día a día no se habían ido… seguía el trabajo en condiciones frustrantes, la espera sin fin, pero todo era real a su alrededor y no había lágrimas en sus ojos.

Al dar el reloj la medianoche, apagó el ordenador y, envuelta en el silencio, regresó de nuevo al mismo letargo, a la misma realidad, sin opresión en el pecho, sin dolores añadidos. Mañana será otro día.

33 Responses
  1. Aires Says:

    Animo...sin más palabras. Probablemente las circunstancias no cambien con el tiempo, pero sí la forma de enfrentarse tú a ellas. Besitos.


  2. RAÚL Says:

    estar desangustiada no está mal, oye. ya es mucho. seguro que terminas consiguiendo un interior confortable dentro de ese caparazón. ahora cuando llegue el frío te va a venir muy bien!


  3. Miguelo Says:

    hola1 he vuelto. estaba de examenes y no me he podido pasar a leerte. pero ya me pondre al dia jejeje

    besosss


  4. Fran Says:

    Hoy es otro dia, y malana sera otro, y los seguiras viviendo mas o menos intensamente, mas o menos esocndida, mas o menos entregada a sueños, deseos, futuro.
    Pero sobre todo, mi querida Isabel, los seguiras viviendo y cada vez mirando mas hacia adelante aunque parezca una huida porque la realidad que sera continuar la busqueda de tu parcela de felicidad.


  5. Ana Says:

    Vivimos prácticamente la misma situación, la rara rutina de incertidumbre y pequeñas decepciones. La lucha diaria resolviendo problemas y reivindicando nuestro derecho a ser felices, queridas y valoradas.

    Isabel, nos queda lo mejor por vivir, y lo celebraremos.
    Confía en ti y en tu gran valía, yo se que lo conseguiremos, que la ilusión todo lo puede.

    Mi cariño y mi apoyo lo tienes siempre. Un abrazo inmenso.

    Besos vaskitos.


  6. Ligia Says:

    Esa es la rutina que a veces se hace insoportable. Yo a veces me tengo que poner la "máscara" cuando otros se colocan un caparazón. Vamos a pensar que no tenemos como dices tú, opresión en el pecho ni dolores añadidos, que sería peor, así que ánimo y "mañana será otro día". Abrazos


  7. Pareceme a mi que esta rutina la conoozco con algunos... pocos, sucesos y sentimientos de otro color, pero ... Me suena.
    Mañana sera otra rutina y otro dia.
    Saludos y besos de rutinarios, como siempre con cariño.
    Jesus


  8. hermes Says:

    El arma para luchar contra la rutina está en nuestra mente, a veces podemos sentirnos prisioneros teniendo todo el tiempo del mundo o libres dentro de una cárcel. Hay que esforzarse por superar la rutina diaria, proyectar cosas, buscar alicientes nuevos, procurar meter pequeñas variantes en nuestro día a día.

    Pues yo ya regresé a mi rutina, desde aquí te mando un fuerte abrazo.


  9. Anónimo Says:

    Esta vez me has sorprendido.
    Con una foto tan bonita que sé donde esta echada, no me cabe en la cabeza que puedas hablar de rutina.
    Lo siento pero no estoy de acuerdo con el mensaje o con la foto.
    Hay algo que no me cuadra.
    Albert


  10. Anónimo Says:

    DE todas maneras escribiré un poco sobre el comntario la rutina se la hace uno.
    porque cada dia puede, si uno quiere,ser un dia diferente. Es como tú decidas vivirlo.
    I más tu que tienes hijos y trabajas con chavales.
    ¿dura profesión?. Si, pero agradecida en el fondo.¿No?
    Eso solo lo sabes tu.
    Albert.


  11. Isabel Says:

    Aires, justamente de eso se trata, de enfrentar las cosas con otro ánimo, la rutina con cierta esperanza.

    Pues sí, Raúl, me gusta la canción de Pink Floyd "Comfortably numb"... confortablemente entumecida. Pienso que tiene mucho de bueno.

    Miguelo, bienvenido de nuevo, y espero que hayas salido bien de tus exámenes y nos cuentes.

    Fran, sí que me entiendes, sí... esa parcelita de felicidad que me toca por derecho propio y que está por llegar, la busco a diario entre las ruinas de una rutina que me gusta poco.

    Ana, estamos en las mismas, sí, en distinta circunstancia, pero en momentos peculiares. Saldremos, no lo dudes, sólo hay que poner remedio.

    Exacto, Ligia, no hacer dramas de donde no hay, seguir adelante a pesar de los día a día que a veces cuestan más de la cuenta.

    Jesús, en la rutina también hay ciertos instantes de color que hay que aprovechar.

    Hermes, bienvenido también... te aseguro que no hablo de una rutina establecida, sólo de algunas cosas rutinarias que entorpecen el transcurso de la realidad y que conviene superar.

    Albert, lo de la foto es la esperanza, el color dentro de las cosas oscuras del día a día. Mi profesión es muy agradecida, no son los chicos los que la hacen mala, son las condiciones laborales. Amo lo que hago, pero no donde lo hago.
    Besos a todos.


  12. ISOBEL Says:

    pues ya estas en marcha, ahora a esperar noticias y ya veras ... como siempre sale el sol y tu sonrisa, besitos


  13. Amanecer Says:

    Siempre el empezar un nuevo dìa, lo sentimos como una rutina, pero al finalizar lo repasamos, y sentimos que fuè diferente,porque en el miramos un nuevo color, que se llama esperanza.

    Porque cada mañana,es otro dìa!

    Y estoy segura que en tu mañana, siempre estarà la esperanza!

    Besos y muchos màs.


  14. fernando Says:

    a veces la rutina aburre, pero también si no se tiene se echa de menos. Resulta complicado medir la influencia de la rutina. Un beso.


  15. @Patrulich Says:

    Mañana será otro día... pero puede ser diferente si así se lo plantea, aunque sé que cuesta, ufff, cuesta!
    Un beso, Isabel querida


  16. Isabel Says:

    Isa, ya estamos las dos en marcha. A ver si para el año que viene me cambian un poco las cosas.

    Amanecer, si no fuera por la esperanza y la fe, creo que la vida de la mayoría de nosotros sería insoportable.

    Tienes razón, Fer, a veces se la echa de menos. Supongo que quejarse se ha convertido en deporte nacional ;)

    Paty, lo importante es la intención de cambiar esas "rutinas" que no aportan nada, es la acción que se deriva de ello.
    Besos a todos.


  17. Silvia Sue Says:

    Conozco tu sensación, querida Isabel.
    Y sí, como te han dicho...el amanecer trae mucho más que un día diferente.
    Adelante.
    Un beso.


  18. MARISA Says:

    tener ganas de cambiar no es malo... lo importante es darse auenta a tiempo que no es la vida soñada.. a lo mejor la culpa la tiene el soñar demasiado..nu sé.. besos


  19. Neli Says:

    Somos seres de costumbres, nos levantamos y por inercia (bueno, se que también por necesidad)hacemos las mismas cosas y en el mismo orden.
    Pero la rutina no es buena compañía, estoy convencida que tú podrás afrontar las tareas con un cambio de ánimos y asi mejorarlas.
    De puertas para adentro tienes lo mejor, lo que merece la pena. Y con miras al futuro está tu lugar en el que encontrarte a gusto por completo y plagada de felicidad.
    Solo que en ocasiones no la vemos o lo hacemos pero desde la distancia.

    ¡Ánimo!
    Un beso.


  20. Tawaki Says:

    Espero que el mañana recoja ese curriculum y lo deje en otro sitio mejor.

    Los comienzos son siempre difíciles, hasta que el cuerpo se acostumbra a la nueva rutina.

    Un beso.


  21. Isabel, guapa, cuentame como haces eso de mirarte las piernas o los brazos para que se te vaya la angustia!!! funciona? realmente se va la angustia?
    espero que hayas mandado muchos curriculums, y que tengas pronto una grata respuesta, no dejes que se te haga tarde... Suerte!!
    una abraçada gran
    Encarna


  22. Que ada dia sea un nuevo dia aunque te parezca que el mundo siga igual.

    Ánimo.

    Abrazo.


  23. Isabel Says:

    Silvia Sue, qué te voy a contar yo de amaneceres o de esperanza que tú no sepas... con lo fuerte que eres.

    Marisaaa, que me estás empezando a conocer demasiado... que sí, que soy una soñadora empedernida y así me va...

    Neli, gracias por ayudarme a ver las cosas desde otra perspectiva. A veces son otros ojos los que te ayudan a mirar.

    Tawaki, cruza los dedos conmigo.

    Encarna, es como una instrospección. Me miro un brazo y me concentro en él, veo la realidad de ese brazo y sé dónde estoy en ese momento.

    Tchi, el mundo a mi alrededor no cambiará si yo no hago algo por que lo haga.
    Besos a todos.


  24. Frabisa Says:

    Me gusta la rutina, es más, la necesito. Me procura estabilidad saber que una serie de cosas se repetirán cada día, pero esa rutina tiene otro color si una chispa de ilusión la salpica al final del día.

    El gris puede transformarse en azul cielo si conseguimos encontrar esa luz que tantas veces nos falta.

    Estoy segura que llegará a tu vida.

    un besazo


  25. Pakous Says:

    Hola Isabel, ...apoyo la última frase: "Mañana será otro día"... será otro nuevo regalo que Gaia nos ofrece... sin duda que el mañana nos traerá momentos dulces, amargos, ... se trata quizás de disfrutar al máximo de los positivos, y sacar experiencias de los negativos... como siempre ocurre...
    Un gran abrazo.


  26. Pakous Says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  27. cambiemos todo en la realidad para que la realidad sea también evasión por sí misma

    hagámoslo abrazándonos


  28. Magnífica descripción de la angustia de las decepciones y cómo tratamos de adormecernos para no sucumbir. Muy real, sí. Besitos.


  29. AnyGlo Says:

    A veces detrás de la rutina se esconden los instantes que hacen sonreír al corazón. La vuelta a casa, la sonrisa de unos niños, el instante que nos trae el descanso son las verdaderas razones para seguir adelante...

    Y sí. Tienes razón. Mañana será otro día...

    Un abrazo!!


  30. Awaken Says:

    Isabel guapa...saps estic totalment d'acord amb el que et comenta Albert! Eiii i amb el dos
    comentaris!..la foto és molt bonica...és alegra, preciosa! Demostra vida!
    I jo et diré algu que tu ja saps..que la música ens aporta moltes cosas..i t'ajudarà desconnectar d'aquesta rutina...

    Petonets!

    Nous sommes du soleil!!!


  31. Isabel Says:

    Isa, la chispa de ilusión que ilumina el final del día es lo que hace desaparecer esa sensación de días iguales. Yo necesito eso.

    Paco, tú siempre enviando energías positivas... debería imitarte más en eso.

    Santi, hay veces en que no se puede cambiar una realidad que es como es. De todos modos, como dice Paco, mejor ser positivos en todo.

    Isabel, qué bien has captado la esencia del escrito.

    Exacto, Anyglo, dentro de la rutina está el descanso interno.

    Àngels, jo sé que tú ets molt positiva, però també sé que m'entens. I és veritat que la música ens treu moltes penes.
    Besos a todos.


  32. Pepe Says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  33. Pepe Says:

    Una rutina diaria, siempre es rutina con sus cosas buenas y sus cosas menos buenas, te deseo lo mejor y que elimines todo lo negativo. Besucos desde Cantabria.