Isabel
¿Qué ha sido de mí? ¿De aquella que era hace tan sólo unos meses?
¿Cómo se hace el tiempo tan relativo que lo que una fue durante años ahora permanece escondido y prácticamente olvidado?
Es la mente un cúmulo de sorpresas. Sabe perfectamente cuándo tiene que esconder todo aquello que le afecta, de manera que la vida siga transcurriendo sin que apenas te des cuenta de que hay cosas que terminaron y tú ya no eres la que eras.
Tampoco importa, sé que hay hechos que dan forma, que modelan y que cambian. Ni me cumplieron ni me dejaron como estaba, pero eso lo sabía desde siempre... nada es gratuito, nada es porque sí, no existen convivencias que te dejen indiferente ni que, al pasar, te conserven en un estado inmutable.
Todo tiene un precio, a veces tan alto... hasta el amor lo tiene y muchas veces no hay suficiente para pagar lo que vale. Reconocerme es lo que me hace falta, mirarme en el espejo de la vida y decirme a mí misma que no soy la misma, pero que quizá con el tiempo pueda verme un poco más bella que hoy.
5 Responses
  1. MABANA Says:

    Es que no has cambiado...para nada!, solo hay que retomar el gusto por la vida...que cuesta?, muuucho, pero vale mas la pena por uno mismo hacerlo...

    Deja que el tiempo haga su trabajo, pero no le dejes solo, ayudale tu, que vales mas demasiado...

    Golpes?...la vida es eso, pero estos mismos son los que nos hacen levantar la cabeza y darle la cara...nos hace fuertes...

    Animo, tu puedes esto y mas...lo sabes bien...

    un abrazo cariñoso


  2. Isabel, esta bien cambiar de vez en cuando, es crecer, es saber que algo hemos aprendido... debes buscar fuerzas!...debes salir adelante! acostumbrarte a tu nueva yo...que aunque vos decis cambiastes, yo creo que tu esencia es la misma...solo que estas un poco apagada!...Animos guapa!

    Te dejo un abrazote!


  3. Ana Says:

    Cerrando puertas Isabel, dejando atrás el pasado, mirando en el espejo las huellas que dejó pero la esencia sigue intacta.


    El viaje de la vida nos aporta experiencias, vivencias y cambia nuestra percepción sobre ciertos temas.

    No has dejado de ser tu.
    Se acabó un proyecto, una etapa más del camino, pero sigues siendo Isabel y volverás a sonreir, y a soñar y a dejarte llevar por tus sentimientos.
    Primero es necesario curar heridas y con el tiempo abrir las ventanas al aire fresco.

    Recuperarás la sonrisa y la alegría porque eres una gran luchadora, una gran mujer, una excelente persona, vitalista y optimista.

    Mucho ánimo, todo llega.

    Besos con todo mi cariño


  4. celtaj Says:

    Tu Yo se fue y te dejó sola, no es que seas otra... es que te faltas tú.
    ¿Dónde te fuiste? ¿Por qué me dejaste? ¿Por qué te dejaste vencer?
    Isabel... no se fue para siempre.
    Ha jugado contigo, se fue sin ti... pero no muy lejos.
    Está por ahí... se asoma a veces tras las esquinas... te ilusiona a veces y se vuelve a ir.
    Vuelve cada vez más pronto... acabará volviendo y se quedará de nuevo contigo... y tú sonreirás otra vez.
    Y te quedarás para siempre con él... tu Yo de siempre.
    Esto que te digo no lo imagino... es así... es real... te pasa... y nos pasa.
    Un abrazo.


  5. Con el tiempo aprendí que nada es gratis y que lo gratis no es sin costo.


    Daniel O. Requelme


    www.danielrequelme.com.ar