Isabel
"Aquellos que no están o no se sienten capacitados para vivir".

Vivir en todo el sentido de la palabra. Asumir éxitos y errores, sentimientos y luchas, aprender de los fracasos y mirar hacia adelante.
Existe quien no sabe o puede hacerlo... personas a las que quizá maltrató la vida y se creen con derecho a devolver la misma moneda, posiblemente casi sin intención, aunque eso no exime de culpa ni justifica esa incapacidad que se vuelve contra ellos y no sólo les impide vivir, sino relacionarse con normalidad. Para ellos sólo tengo compasión, porque sé por experiencia que encontrarles en el camino significa quedar tocada por esa desesperación que les envuelve.
También están los que, siempre momentáneamente, se ven en situación de no poder encarar la vida como viene, sumidos en un estado de bloqueo estático que rodea sus almas hasta el punto de obligarles a buscar una salida o simplemente dejarse ir.
La incapacidad vital inevitable es un mal que corroe y se expande; la incapacidad transitoria es un momento en el tiempo. Todos los sentimientos que invaden el ánimo y lo paralizan se pueden revertir y modificar, siempre existe una esperanza de desbloqueo. Engañarse a sí mismo es de necios y no desear volver a sentir la vida en las venas, sin trabas y sin oscuridades internas, es de enfermos.
3 Responses
  1. Ana Says:

    Bien explicado Isabel, aprender de los errores propios y ajenos es de sabios, creerse perfecto de necios.

    Nada que añadir a tu excelente análisis, chapeau ¡¡¡

    Besos y gracias por compartir tanto bueno, cuídate


  2. celtaj Says:

    Me alegra la fuerza de tus palabras, la vitalidad que desprenden, el poder ante la adversidad. El ánimo que transmiten.
    Pero no quiero juzgar a las almas maltratadas, desesperadas o paralizadas.
    Las comprendo, sin conocer las fuerzas que tienen para levantarse.
    No quiero huir de ellas, quiero estar a su lado, quiero echar una mano.
    Quizás por experiencia... porque quizás también yo necesite las caricias.
    Un abrazo.


  3. Bien dicho Isabel!...no esta muerto quien sigue peleando.
    Hay que levantarse limpiarse las rodillas y seguir caminando por la vida!

    =)

    Te dejo un abrazo!