Isabel
Aunque se viven los días con intensidad profunda, agarrando el segundo a dos manos, sorbiendo cada instante e inspirando cada molécula con olor a tiempo... pasan los años.

Vuelan, haciéndose pasar por mentirosos, cuando te miras al espejo y sólo aconteció una sombra. Tú sabes que no es así.

Hay marcas que aparecen en tu cuerpo, señales inequívocas de que la física toma su papel y mueve el espacio a tu alrededor. Hay detalles que te aconsejan que vuelvas a detenerte y a fijarte en las cosas que parecen inmutables, y no lo son.

Miro a mis hijos hacia arriba... no son niños ya. Camino por las calles al encuentro del destino diario, a veces del destino del momento, allí donde he llegado, en el presente en que me encuentro, tan distinto al que había imaginado. Un presente feliz, en el que estoy como pez en el agua, al que he llegado tan lentamente que ni siquiera he notado cómo se sucedían las caídas de las hojas, los instantes de calor, las nieves que nunca antes había visto y ahora se me volvieron hasta naturales.

Los años me pasan  por encima, por al lado, incluso por dentro del reloj. No me doy cuenta, a veces, que no son los mismos segundos. Como el agua del río, brotan y se van... aparecen y me dejan huella. Los recojo y sigo adelante. Dentro de mí, el tiempo se paró hace ya... y en ese momento de espera latente, todo alrededor siguió girando. 


Años, esperas, tiempo, instantes, evolución... contradicciones eternas de mi ser que me mantienen viva o que quizá me matan. Es como sé vivir, y como quizá será durante muchos años.


18 Responses
  1. elbucaro Says:

    Los años pasan, cambiamos, pero en el fondo seguimos siendo los mismos. Un besote.


  2. hanna Says:

    El tiempo pasa inevitablemente, pero debemos vivir a pleno todo el tiempo!!!
    Un beso


  3. Larisa Says:

    Alguien me dijo una vez que de la contradicción nace la vida.

    La época de los balances siempre se salda con la conclusión de que hemos perdido el tiempo, aunque haya sido sólo un rato. Pero el tiempo es sólo un absurdo inventado por el hombre para clasificar sus recuerdos. Hace años que dejé de usar reloj.

    Ese mar de la foto, ¿es el mar Egeo?

    Te dejo un abrazo.


  4. Ojo de fuego Says:

    Hoy me he encontrado arruguitas nuevas. Pero a pesar de ello, siento que la vida tiene mucho que enseñarme, que darme y yo darle a ella. Hay que continuar sabiendo paladear cada instante... Que no me entere que no notas como caen las hojas, ni los instantes de calor ni las nieves... Mira que te pongo un correctivo!!!

    Besos. Muchos, muchos...


  5. Isabel Says:

    Seguimos siendo los mismos, búcaro... no nos pueden cambiar.Y así debe ser. Un beso grande para ti!!


  6. Isabel Says:

    Hanna, con toda razon debemos vivir cada segundo, cada minuto, como si fuera el último. Gracias por estar aquí.


  7. Isabel Says:

    Larisa querida, cómo lo conoces!! Es el mar Egeo, desde luego. Ese azul imponente. En Santorini, para más datos. No son en sí balances, es momento de vida. Besos!!


  8. Isabel Says:

    Pili, no te preocupes que aún no necesito correctivos. Y cuando los necesite, me voy al norte contigo y con tus chicos ;)))
    Un beso grande, y sigues siempre igual de guapa, con o sin arruguitas ;)))


  9. pluvisca Says:

    Creo que el tiempo está ahí impertérrito y nosotros pasamos ante el ...la vida es un continuum...no somos iguales siempre y nunca...

    Besucos


  10. VerboRhea Says:

    Qué bueno leerte de nuevo...Un abrazo


  11. Erik Says:

    Ya ves si pasan. Me niego a que venga el que viene. No tuve la crisis de los cuarenta porque yo siempre voy con retraso, tampoco la de los cincuenta, Pero me niego a que llegue la próxima.

    He roto el reloj, pero no he conseguido pararlo. Me dicen que no parece que tenga esa edad. Y no la tengo que va.... Pero el reloj biológico no consigo romperlo a pesar de mi cerebro inmaduro y mi cuerpo retrasado en crecer.

    Me encanto saber de ti.

    Que no hablemos ya no quiere decir en absoluto que no piense en ti. Ya no seria posible.


    Un beso grande

    Nos vemos.


  12. Isabel Says:

    Pluvisca, es una buena manera de verlo... siempre, nunca, toman dimensiones extraordinarias de vez en cuando.
    Verborhea, te mando un beso grande, me encanta volver pese al trabajo intenso.


  13. Isabel Says:

    Toni, tú no eres inmaduro... vives al ralentí saboreando esas cosas encantadoras de las que te rodeó la vida.
    Tengas los años que tengas, serás inamovible, porque el tiempo no puede con alguien como tú.
    Y siempre estaremos ahí, hablando o sin hablar, pero trascendiendo del tiempo y la distancia. Con las ovejas eléctricas a nuestro alrededor ;)))
    Besos.


  14. Un abrazo enorme, Isabel


  15. Isabel Says:

    Irene, otro grande para ti, te recuerdo mucho.


  16. Tawaki Says:

    Es inevitable que los años pasen a nuestro lado y terminen por arrollarnos. Lo importante es disfrutar de ese segundo presente, porque cada uno es diferente.


  17. Buenos dias Isabel cierto, de todas estas sensaciones procuro evadirme, se que los años envejecen y personalmente vivo esos instantes pero que no se porque razon se evaporan de seguida.
    Seguramente estamos en esa fase que nos intenta acostumbrar al paso de los años.
    Besos.
    Jesus


  18. Isabel Says:

    Tawaki, qué gusto volver a encontrarte aquí!! Pasan los años, pero lo verdaderamente importante se queda a nuestro lado.

    Jesús, es inquietante verlos pasar, sobre todo por la falta de conciencia de ello... cuando todo alrededor parece haberse detenido. Mis recuerdos a Encarna. Muchos besos a los dos!!