Isabel
Y aunque al otro lado de la ventana caiga la lluvia con rabia y los truenos atraviesen el cielo y lo hagan vibrar, aquí dentro existe paz y alegría.

Cómo cambia la vida con las pequeñas cosas... cómo hacen madurar y verlo todo distinto. Y no es más que eso: mirar con otros ojos, sentir a través de otros, disfrutar de momentos intensos con cualquier cosa, trivializar acontecimientos y reir.

Siempre me gustaron las tormentas de verano, su ruido ensordecedor, su furia desatada, pero ahora no sólo me gustan... me producen emoción.

Y sé que si sigo así me van a salir arrugas alrededor de los ojos, pero ¡¡qué bienvenidas que van a ser!!. Porque el día que me vaya seguro podrán asegurar que he sonreído mucho, por todo, con todo.

Hoy quizá no tenga mucho que decir, pero sí mucho por sentir, y me gusta compartir la felicidad de finales de verano... o principios de otoño, finales de invierno... felicidades, en definitiva.

Gotas de lluvia, ruido de truenos, rayos luminosos, sonrisas al viento... para disfrutar.
12 Responses
  1. Ligia Says:

    Sigue disfrutando que es como mejor se vive. Abrazos


  2. pluvisca Says:

    He pasado un par de dias como tu dices, escuchando los truenos y disfrutando de paz en el interior, con los qu me rodeaban...

    Cuando disfrutamos de las pequeñas cosas, es cuando nuestro interior está en paz...

    Me llegó mucho tu calidez hoy, Isabel

    Un abrazo


  3. Аmanєcєr Says:

    Lo màs importante es eso, que mientras se disfruta, no se deja de soreìr.
    (Cuàndo las arrugas son de felicidad, se lucen con orgullo). Verdad? :XD

    Còmo siempre, la calidez de tus palabras, rozan.

    Besos


  4. Ojo de fuego Says:

    Pues si te salen arrugas por ver y oir llover, por sentir llover, es maravilloso. No hay nada como disfrutar de esas pequeñas cositas del día a día.
    Menuda gozada es saber disfrutar así. Te lo dice una con conocimiento de causa... Ja,ja,ja. ¡Cómo me gusta!

    Porfa, ¿me puedes decir como colocar la lista de enlaces para que salgan los días de actualización de blog? No tengo ni idea. Gracia de antemano.

    Besos


  5. Larisa Says:

    Me gusta oler la lluvia, oír los relámpagos y tocar los truenos.

    Voy a dejar de preocuparme de las arrugas e invertir mi finiquito en conocer París. Para ver cómo llueve allí.

    Besos amarillos


  6. raúl Says:

    claro que sí, por mucho que se empeñe el señor botox, la arruga es bella, sobre todo si es el resultado de emocionarnos sin parar.


  7. VerboRhea Says:

    Bailar una emoción de alegría bajo la lluvia...eso es Vivir.

    Me apunto a esos truenos, rayos y ese olor a lluvia...tampoco soy de las que necesita un día soleado para sonreír.

    Un abrazo.


  8. Larisa Says:

    Paso para decirte que hoy hubo tormenta. Y pudimos oler la lluvia, oír los relámpagos y tocar los truenos.

    (La verdad es que aproveché para ir a hacerme una limpieza de cutis y a ratos me siento mejor persona).

    Abrazos de madrugada


  9. Tawaki Says:

    Tuve la tormenta literalmente encima de mi piso y los truenos no me dejaban dormir.

    Emociona sentir el poder de la Naturaleza allá afuera, mientras estamos protegidos tras los cristales.

    Un beso.


  10. Fabiana Says:

    ¡Feliz otoño para vos, linda!

    Los días de lluvia son muy especiales para mí, pero me gusta disfrutarlos en familia y en casa.

    No puedo explicar lo que siento pero es muy placentero.

    Besitos.


  11. Isabel Says:

    Cada vez disfruto más de estas cosas, y por eso me encanta compartirlas, porque sé que somos más de uno y más de dos que sonreímos y nos apretamos en el sofá cuando escuchamos truenos ;))
    Besos a todos!!


  12. Deseo Says:

    Me gusta verte asi.

    Yo suelo, y de hecho asi ocurrio estos dias de tormenta pasados, subir arriba al castillo porque desde alli arriba se ve todo el horizonte y es un espectaculo y ademas gratis. Aunque hay que confesar que a veces tenerla tan cerca sobrecoge un poco.
    Naturalmente hice alguna foto de las nubes al fondo iluminadas.